lunes, febrero 23

Análisis de la crisis económica: echando leña al fuego



En Aragón Liberal estamos manteniendo un debate interesante sobre si es o no la codicia la causa de la crisis económica. Antonio Argandoña dice que sí, nuestro colaborador Ángel Martín que en parte pero no la única causa, otros colaboradores afirman que no es la causa porque "es algo inherente, natural al ser humano".

Creo que la razón de que la codicia se ha dado y se dará siempre no es razón suficiente para descartarla de la crisis.

Pongamos un ejemplo real:

Un país cualquiera de nuestro entorno está preocupado por el incremento de las violaciones, la violencia doméstica, la violencia de género, el aumento del SIDA en la juventud...

Ese país hace leyes contra la violencia de género, pero al mismo tiempo traslada a los jóvenes el mensaje de "sexo seguro"... con lo que incrementa la promiscuidad y las conductas de riesgo, además de la trivialización del sexo. También introduce en los colegios programas educativos donde se trivializa el sexo y se compara a un apetito natural más como el comer y el beber.

Resultado previsible: aumentan los problemas tanto de violencia como de enfermedades de transmisión sexual.

Es evidente que la naturaleza humana tiene un fuerte impulso sexual, que lo ha tenido y tendrá siempre. Pero no conocer que "echar leña al fuego" o negarlo... aumenta el problema es una insensatez.

Una pregunta: ¿apagaría usted el fuego con gasolina?

La crisis económica, según comenta Leopoldo Abadía, tiene entre otras causas, el inflar unos productos bancarios con paquetes de hipotecas prácticamente no ejecutables, bonos basura. La ambición, el miedo, la posibilidad de transferir a otros "la patata caliente"... han creado una crisis profunda que, según los analistas más optimistas, tendrá consecuencias largas ¿tres años más? ¿el 2012?

Que ha habido codicia es innegable... si se entiende como el "afán desproporcionado de enriquecerse". Que esa codicia es, como en el caso del "sexo seguro" fomentada por la llamada "cultura del pelotazo" también.

Luego hay un modelo cultural que se ha resquebrajado, el del "triunfador" a cualquier precio. Ya hemos tenido ejemplos con carácter individual, lo que ha pasado esta vez es que "ha cundido el ejemplo" con la complicidad de los Bancos y los Gobiernos.

La crisis económica tiene un fundamento en esa falta de ética, en ese relativismo ético que lleva a pensar que "mientras no me pillen, como no hay bondad o maldad en el obrar humano, mientras sea más listo que ellos... soy un triunfador". El "todo vale" de unos se ha contagiado al sistema.

El mundo está lleno, en su Historia, de progresos y retrocesos, de avances culturales, estancamientos y recuperación de la cultura.

Los síntomas de la crisis son síntomas de una cultura decadente sin recursos morales, en economía y en otros muchos aspectos.

Los análisis de la crisis proponen nuevos sistemas, algunos acertados, otros no... pero mientras haya debate... hay esperanza de salir de la crisis, también de la crisis de valores.

frid

Artículos relacionados:

Sobre la codicia y la crisis económica

¿La culpa es de la codicia? por Antonio Argandoña

La crisis Ninja una vez más, pero ahora de la "servilleta al libro", de Leopoldo Abadía

HIPOTECAS NINJA ESPAÑOLAS y el posterior oscuro reparto.

El día que Leopoldo Abadía revolucionó internet.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

AVARICIA VS. SAQUEO.

LA MADRE DE TODAS LAS BURBUJAS INMOBILIARIAS.



Rafael del Barco Carreras



INFORME “VARIANT PERCEPCION”. ESPAÑA ES EL AGUJERO DE EUROPA. Y el Ministro Corbacho acusando a la Banca y Cajas confirma no solo mis escritos, por el cierre bancario de antes de las elecciones del 2008 provocando la quiebra a varios empresarios medios y pequeños conocidos de “toda mi vida”, sino los cientos posteriores. Con una diferencia, lo que el Ministro llama AVARICIA yo defino SAQUEO, LA GRAN CORRUPCIÓN. Ver, repito, si la CENSURA lo permite, www.lagrancorrupcion.com, pues para mi sorpresa mi WEB ES ATACANTE y un “guardia” advierte de su peligrosidad.

Buscando un chivo expiatorio el Ministro se olvida que esos bancos forman un todo con el BANCO DE ESPAÑA, un perfecto oligopolio o cartel, y que sus CAJAS están en manos de POLÍTICOS, entre ellos él, cuando por Presidente de la Diputación de Barcelona dominaba en CAIXA DE CATALUÑA, Presidida por Narcís Serra.

Aquel cuento de las HIPOTECAS NINJA AMERICANAS del Profesor Abadía, tan a propósito para los políticos españoles culpando a los americanos, al que contrapuse HIPOTECAS NINJA ESPAÑOLAS (clicar), se muestra otra más de las falacias para enmascarar la realidad.



Los comentarios de M. Llamas del 21-08-09 merecen lectura y estudio… párrafo por párrafo…



“Dichos analistas consideran que España está a punto de experimentar un “desastre” inmobiliario con graves y “profundas” implicaciones para el “Sistema Bancario Europeo”. Y es que, “España tuvo la madre de todas las burbujas inmobiliarias”. Aun cuenta con más viviendas en stock (sin vender) que EEUU, y eso que el mercado estadounidense es seis veces mayor que el español. Más de 1 millón, siendo “conservadores”, advierten”.



“Un stock invendible a menos que bajen más los precios. Y es que pese a todo, el precio medio de la vivienda apenas ha caído un 10% desde sus valores máximos, según datos oficiales del Ministerio de la Vivienda”.



“El PIB español equivale a un 10% del PIB comunitario, pero ha construido el 30% de todas las viviendas nuevas de la UE desde el año 2000. La mayoría de esta actividad ha sido financiada mediante capital exterior, de modo que la quiebra del sector inmobiliario se traducirá en una crisis financiera”.



“El impacto sobre la banca será “severo”, añade. No obstante la deuda que acumula el ladrillo roza el 50% del PIB nacional (unos 470.000 millones de euros). Por ello, según estos mismos expertos, “España tendrá pronto bancos zombies al estilo de Japón”, así como un prolongado periodo de deflación sólo que “mucho peor” que el vivido por la economía nipona durante la crisis de los 90. Y es que el déficit exterior español alcanzó el 10% frente al superávit del 3% que entonces representaba la economía japonesa”.