miércoles, febrero 18

Por qué el partido socialista tiende al totalitarismo?

Hoy en día se puede asegurar que "socialismo no es libertad", si se trata de pensar... aunque sí es libertad si se trata de ejercer de animalito.






Mi amiga Leona Catalana está convencida de que estamos en un Estado totalitario. Yo quiero matizar, si bien mi opinión es que, o lo arreglamos o vamos camino a ello. Pues la ideología socialista confunde habitualmente "Partido" con "Estado"... y además, confunde demasiadas cosas.

Ciertamente la vocación totalitaria del partido socialista, derivada de su particular concepción del Estado es innegable. Su realización no ha llegado a su fin: no estamos en el "paraíso socialista"... luego todavía la Dictadura no es completa.

Sin embargo su esfuerzo en utilizar "fórmulas democráticas" y su miedo a "dejar de vivir como burgueses" atempera bastante su discurso y hace que el camino hacia la dictadura sea lento y no exento de intermedios realmente democráticos.


Cuando un Partido identifica la esfera "no privada" como "pública" y lo "público" lo hace propio del Estado... genera un periódico llamado "Público" como algo natural a la ideología. Y con táctica a lo largo del tiempo va cerrando los "ventanucos" de la libertad.


Cuando un Partido se identifida con el "Estado"... no puede gobernar "nunca" para los ciudadanos en régimen de igualdad. Sólo defenderá los intereses del "Estado", es decir, del "Partido" y tolerará los otros intereses, que al no ser "suyos" serían delito o serían objeto de psiquiatra en caso de poder ejercer el poder para adoctrinarnos.


De ahí se deriva un especial sectarismo que lleva a reinterpretar continuamente la Historia y las personas según la "utilidad" o "lealtad" a una causa superior: la del partido o de la ideología. Y puede darse la paradoja, como en alguna Universidad española en la que un profesor de Matemáticas distinguía el buen matemático como marxista o progresista y el malo por lo contrario... claro que malos eran "casi todos".



Como esas labores no se pueden hacer en la esfera "pública" o "social" sin que cambien la mentalidad de los seres humanos pasando a ser "zombies" o "personajes con un pensamiento único"... no tienen más remedio que invadir incluso la esfera del "Individuo" para ver si lo organizan por dentro para que piense como ellos.


Así surgen engendros totalitarios como la Educación para la Ciudadanía socialista, un engendro al que los Jueces del Tribunal Supremo dicen: de acuerdo, no puede objetarse que exista una asignatura para educar ciudadanos, la EpC, pero ojo con educarlos de acuerdo con una ideología o en contra de los valores y religiones de los padres.


Y como para el socialismo no hay verdad más que en su doctrina, en su proyecto... cuando hay matices los suprimen e imponen su modelo sin "leer la letra pequeña" e inciden en una tiranía educativa.


Por ahora su invasión de lo "público" o mejor, de lo "social" no ha llegado al 100% de la sociedad... por eso todavía hay algo de libertad y también por esa pasión de vivir bien, de cazar corzos y gamos... que les hace temblar cuando la sociedad del bienestar se tambalea. Quieren hacer tortilllas sin romper los huevos, quieren la "ideología" pero "atemperando" sus radicalidades en la esfera económica... como si fabricando zombies facilitase formar buenos empresarios.


Pero, matizando, sí se puede afirmar que caminamos hacia una peculiar "Tiranía socialista", ya que nunca la tiranía es "absoluta"... porque será siempre algo que violenta la naturaleza humana y ésta buscará "para sobrevivir" esferas de autonomía.


Por eso, ahora nos dejan la autonomía de "hacer con nuestro cuerpo" ciertas cosas, en especial sexuales, pero no otros, como el fumar. Son las espitas que consideran necesario dejar abiertas para poder aplicar la mordaza en lo importante.


Y eso es así incluso con los "buenos socialistas"... su ideología es la que es perversa, ellos son los servidores grises, los hombres grisis, al servicio de la máquina que llaman: Humanidad.


Pero ¿hay realmente socialistas? Mi respuesta es que para aplicar los principios progresistas a la ciudadanía sí; para que la cúpula reparta y se comporte como auténticos socialistas... al ejemplo me remito: cacerías, mansiones en Galicia, y otras maravillas en exclusiva.





frid



1 comentario:

Sil dijo...

Muy bueno lo que has escrito y como lo has descripto.
Es interesante saber hsta que punto lo ideal pasa a ser solo eso un ideal que no puede llevarse al acto, y remitiendome a Aristoteles ni si quiera se sabe si esos ideales estan en potencia.