jueves, octubre 26

La dialéctica desenmascarada.


La dialéctica desenmascarada.

He leído el artículo "la batalla por el alma del mundo" de Luis Garza y publicado en Catholic.net. En un momento se dedica a desenmascarar los modos de la dialéctica orientada a sembrar la ideología "progresista". Y, en concreto, muestra los modos de desarmar intelectualmente a las personas para llevarlas a admitir proposiciones no fundadas adecuadamente. De hecho esa táctica era la habitual de los demagogos de la Grecia clásica, si bien aquellos lo hacían en busca de un provecho personal: gobernar la polis; y estos lo hacen con un objetivo colectivo: dominar a la humanidad.

En el fondo esos modos dialécticos se basan en las brechas generadas por la complejidad del lenguaje. El lenguaje se utiliza indistintamente para la precisión científica, para la aproximación sociológica y para la total imprevisión del poeta.

¿Qué pasaría si nos dijesen de modo metafórico y con imágenes poéticas cómo reparar un motor? Pues mandaríamos al gracioso a la porra. Estamos haciendo algo que precisa precisión y exactitud. ¿Y si alguien utiliza la poesía para defender una tesis científica? Aguantaría el primer envite, pero el asombro llevaría a preguntar los datos, las comprobaciones, y acabaría llegando a descubrirse la impostura.

Pero si nos hablasen de metafísica, de sociología, o, incluso de economía y de historia? Pues lo más probable es que den el pego, nos engatusen y por la belleza del discurso sigamos al "predicador". Como eso mismo pasa cuando se habla de medio ambiente, tengo la impresión de que si es saber debe de ser un saber de contenido humanista, no científico.

Luego, la poesía cuela fácilmente en el lenguaje de la política. El poder de la palabra es inmenso. Seguimos a los poetas, y construimos la vida de los seres humanos desde los sentimientos que nos inspiran. De poetas surge la exaltación de la izquierda, como de filósofos que renuncian al razonamiento en pro de la dialéctica; y se pasa del conocer al fabricar. No se sabe ya lo que es el hombre o el hombre en sociedad, se define con un "a priori" que es un ser cambiante y se define el objetivo al que debe llegar. Así se hicieron los paraísos marxistas, pero también se están haciendo ahora los paraísos progresistas. Cuando nos demos cuenta, se ha organizado una revolución.

El autor del artículo que cito presente estas maneras de manipulación:

1.- La contraposición de supuestos contrarios: hombres y mujeres (feminismo); ricos y pobres (lucha de clases); heterosexual y homosexual (liberación sexual); los del llano y la montaña (agravios históricos de los regantes). Técnica de la dialéctica materialista: generar el conflicto y ofrecerse después a gestionarlo.
2.- Proposición de falsos dilemas. Si soy independiente de mis padres, ¿cómo hacer lo que me dice? Haré justo lo contrario. Padres conservadores e hijos progresistas. Curiosamente el razonamiento no es reversible.
3.- Manipular el sentido del lenguaje. Se identifica amor con sexo ¿cómo no hacer el amor?; liberación con revolución.
4.- Absolutizar lo relativo. Exaltar la libertad olvidando que es un instrumento; es como exaltar la velocidad olvidando que el vehículo debe ir por la carretera y a alguna parte.
5.- Desprestigiar al contrincante. Definirlo como fascista, retrógrado, manipular su vida privada. Casos hay de inventar escándalos que aparecieron en Interviú por la única razón de la conveniencia dialéctica. Todo vale si el fin es bueno, aunque sea matar al contrincante.
6.- Buscar acuerdos de posiciones imposibles de compaginar. Pero haciendo ceder sólo al contrario. Ejemplo tenemos de ETA negociando con el Gobierno; y del Gobierno pidiendo a los ciudadanos que sean generosos.

Ejemplo tenemos con la contraposición entre justicia y paz que nos están vendiendo; entre Educación para la ciudadanía y libertad de elegir enseñanza en los colegios; entre la aplicación de los fondos públicos (de todos) a la enseñanza privada (como si esos alumnos no fuesen hijos de los que pagan impuestos), y un largo etcétera de demagógicos mensajes.

frid

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Vaya, te gusta mas cuando lo exponen otros que cuando te lo expongo yo

Ginesillo dijo...

Interesante articulo. Pero como exige un minimo de atención y de esfuerzo mental, es facil que lo lea poca gente. Es más facil balar las consignas de siempre.

Anónimo dijo...

Gracias por el soplo, luego cuando tenga un rato lo leeré.