domingo, julio 16

Control de la natalidad en Chesterton:

Control de la natalidad en Chesterton:

Chestertón llama idea loca la defendida por la gente progresista cuando abanderan el control de la natalidad. "En el fondo, lo que dicho control viene a decir es que cortar la cabeza al rey es una de las modas más elegantes en el peinado de caballeros, o que la decapitación es un avance en la tecnología de los dentistas". Con degollamiento se acabaron los problemas del peinado y de las odontooncias. "Con el control de la natalidad pasaría lo mismo: la destrucción de nuestros descendientes haría innecesaria cualquier tipo de previsión y provisión hacia ellos".

Dice Chesterton: "Los controladores de la natalidad, jamás dirían que no tengan hijos los ricos y los famosos, sino el populacho. Siempre insisten en que un obrero no debe tener tantos hijos, o que una barriada pobre es peligrosa porque produce muchos niños". Hoy ese control se traslada como una imposición, previa a las ayudas, en los países en desarrollo. No se les ocurre pensar cómo alimentar a toda esa gente, cómo mejorar sus condiciones de salud e higiene, cómo promover en esos países gobiernos justos. Si pregunta es ¿cómo eliminar a sus hijos? Esas son las formas humanitarias de la progresía.

El control de la natalidad no es más que un sofisma. "En todas las épocas y pueblos el control normal y real de la natalidad se llama control de uno mismo. Sólo nuestra sociedad capitalista occidental entiende pro control lo contrario: que la gente no tenga control alguno, siempre que pueda esquivar las consecuencias de su conducta sexual" "El paralelo más cercano y respetable sería el epicúreo romano, que tomaba vomitivos para poder tragar a diario cinco o seis comilonas". ¿Llamaríamos a eso control de la dieta?

Si un ser humano no se controla, muestra en su conducta, que lo animal de él domina sobre su cabeza; los instintos sobre la razón.

En mi opinión, llamar a las cosas por su nombre, si bien no las corrige, por lo menos prepara la solución al problema. Si nos sueña mal la palabra incontinencia, ¿no será porque está mal? Si no fuese así, ¿por qué tanto interés en cambiar el diccionario?

frid

1 comentario:

Jorge dijo...

el problema del control de la natalida surge a partir de personas que consideran que el tener muchos hijos de la clase media afecta la tendencia de un pais en desarrollo, tildando de que solo asi se puede surgir adelante pues se abarataria es costo de la salud, el costo de los alimentos.
Pero la consecuencia directa es que los paises que han implementado este sistema torpe a generado que haya paises y cuidades que estan por desaparecer debido a que la poblacion se esta haciendo muy anciana y no hay como por asi decirlo, gente nueva al camino.