miércoles, julio 5

Homenaje a la familia:

Mirada protectora de la madre,
para ella tú mi niño, eres lo importante,
también lo sois Elena, Isabel, Fernando y todos,
aunque seáis como un racimo bien compacto,
cada uva da un vino muy preciado,
de añada la mejor sin duda alguna.

El padre héroe de fortaleza épica,
un Aquiles por su fuerza,
un Odiseo por su ingenio;
a él multitudes de voces infantiles le preguntan,
y, sereno, tiene para todos el consejo,
y, para los más pequeños es, incluso
un corcel que, en su trote, rompe el viento.

Es cariño el engranaje que les une,
es entrega el motor que les conduce,
es comprensión el aceite que repara,
en sabiduría el recuerdo y el olvido dosifica,
de tal modo que todos en la casa,
un remanso de paz respiran.

Y, además de los libros del estante,
el abuelo es el preferido de los nietos,
su mirada serena, que ha vivido,
cautiva a los niños que le buscan...
por ver en sus ojos, cual ventanas,
las historias de viajes y aventuras,
que imaginación avivan,
y llevan al mundo de los sueños.

Es un tesoro al alcance de toda fortuna,
con tal de cuidar con esmero el matrimonio,
de ver en la amiga y compañera,
el complemento necesario para siempre,
la lotería que te toca cada día.

Un amor así es casi divino,
bendecido por su Dios en sacramento,
y sus frutos las joyas más hermosas,
que engalanan a sus padres y los hijos,
siendo reyes y príncipes de sueños.

Hogar todo riqueza,
ciertamente con espinas,
que al paso de la vida,
se transforman en la aventura,
más preciosa que vivir podría.

frid

6 comentarios:

avanti dijo...

precioso.gracias por la poesía

frid dijo...

Avanti: la familia todo se merece, porque lo da todo.

vitio dijo...

Y además, todo lo recibe...

R. T. Palacios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Indrackia dijo...

Ayyy... has conseguido emocionarme, y es que ¿hay algo mejor que la familia? Lo dudo.

Un abrazo.

frid dijo...

algunos piensan que no hay nada peor, parece que quieren destruirla ¿podrán? es imposible, porque mientras un hombre y una mujer se miren, en los ojos del otro está escrita escrita la aventura.