sábado, julio 15

Sobre el Estatuto andaluz y la disolución de la familia:

Sobre el Estatuto andaluz y la disolución de la familia:

La inclusión de la famila, tal como tiene previsto el Estatuto de Andalucía en el artículo 17.1, en un saco común con todo tipo de uniones no es mas que la disolución de esa institución en un caldo con el que es dificilmente asimilable, aunque algunos de los componentes del guiso sean lo que queda después de una familia fracasada.

La institución del amor y de la generosidad, abierta a la vida, refugio de los enfermos y ancianos, remanso de paz y seguridad para los hijos, poco tiene que ver con otros modelos basados en la mera apetencia, o con el fracaso de las anteriores uniones.

La familia exige, en justicia, una protección especial, como bien muy preciado a conservar y preservar: Y eso sin menoscabo de una normativa complementraia para paliar los defectos de otro tipo de unidades familiares como son la falta de alguno de los padres, la soledad del miembro de la pareja bandonado, la falta de afecto y desgarro sentimental de los hijos de los divorciados, o la transmisión de la herencia y de las obligaciones en otro tipo de vinculaciones.

La justicia implica regular lo diferente como diferente, porque la proporcionalidad, base de su existencia, así lo exige. Y es diferente una institución natural (la familia), de su fracaso (los divorciados), y más diferente es la unidad abierta a los hijos que la derivada de la esterilidad de dos personas del mismo sexo. En este último caso las relaciones contractuales habrían bastado.

Espero que nosotros, los aragoneses, acostumbrados a llamar al pan pan y al vino vino, sigamos manteniendo la tradición de llamar familia a la familia.

frid

1 comentario:

elena baeza dijo...

Mira el contraste entre familia y eso:

Atentado contra la dignidad de la mujer y la familia

Se nos han llenado las ciudades españolas y la televisión de anuncios del helado Mágnum de Frigo, en los que bajo el lema “Descubre tu propio yo”, la actriz Paz Vega nos descubre que el auténtico yo es desear a personas del mismo sexo. ¿Esos son los valores que dignifican a la mujer? ¿Así ayuda Mágnum a promover el respeto a los derechos de la mujer en todos los ámbitos de la vida social?

He sentido pena al ver a esta mujer protagonizando este tipo de anuncios, no esperaba eso de ella. Pero claro más pena siento por los jóvenes y los niños que en este caso son los más perjudicados, al confundirlos sobre la auténtica naturaleza de la sexualidad humana. Si esperaba la firma Frigo un resultado económico, creo que se está equivocando porque la campaña que vamos a protagonizar en contra de sus productos va a ser bastante negativa. Por de pronto no vamos a comprar ninguno de sus productos y hablo en plural porque ya me voy a ocupar de movilizar a todas las personas y entidades que conozco y que piensan como yo.

Elena Baeza