viernes, julio 7

La demagogia de Zapatero, una mascarada clásica con Bruto de modelo

Razones de Bruto para el tiranicidio ante el pueblo de Roma:
(Shakespeare)

BRUTO:
(...)
Juzgadme con vuestra prudencia y avivad el sentido para poder juzgar. SI hay alguno entre vosotros, algún amigo entrañable de César, a él le digo que mi afecto por César no fue menor que el suyo. Si ese amigo pregunta por qué Bruto se alzó contra César, aquí tiene mi respuesta: no porque amase menos a César, sino porque amaba más a Roma. ¿Querríais tener vivo a César y morir todos esclavos, o preferís tenerle muerto y vivir todos libres? Como César me quiso, yo le lloro; como fue afortunado, yo me alegro; como era valeroso, le honro; pero como era ambicioso, le maté. Haya lágrimas por su afecto, alegría por su fortuna, honra por su valor y muerte por su ambición. ¿Quién hay aquí tan servil que quiera ser esclavo? Si hay alguien, que lo diga, pues le habré ofendido. ¿Quién tan bárbaro que no quiera ser romano? Si hay alguien que lo diga, pues le habré ofendido. ¿Quién tan ruin que no ame a su patria? Si hay alguien, que lo diga, pues le habré ofendido. Aguardo una respuesta.

TODOS:
¡Nadie, Bruto, nadie!


Con su discurso, Bruto logró que el pueblo de Roma le apoyase el tiranicidio, si bien Antonió logró hacer decir a ese mismo pueblo: ¡muerte a Bruto!

Sin juicio se mató a un hombre que pudo ser ambicioso, pero sí que fue afortunado, valeroso y amigo de sus amigos.

El poderoso poder de la palabra, a base de tres afirmaciones ciertas concluye con una falsa que suscita el mismo asentimiento. César por su presunta ambición fue condenado a muerte.

Es impresionante cómo, solo con palabras, se puede llevar a una apariencia de justicia, a la justificación de hechos aberrantes. De ahí cómo Zapatero, admirado del poder de la palabra, la utiliza con maestría "brutoniana" y "antoniana" para hacernos asentir a sus razonamientos trapaceros e inconclusos. Mis “ánsias infinitas de paz” justifican que de la mano al asesino, excluya de la vida política al inocente y no haga justicia a la víctima.

Desde el poder hay que ser exquisito en la administración de la justicia y ante la justificación de la represión y la violencia. Bruto no era ambicioso, eso fue su pérdida, pero sus compañeros de atentado buscaban mantener la oligarquía. Él obró engañado, con falsas razones, en un mundo bárbaro.

Y, mientras se mantenga en el imperio de la ley, la conclusión de Bruto es engañosa. Se puede ser romano amando a la patria, sin ser esclavo ni bárbaro y respetar el sistema de gobierno que los romanos se han dado. Se puede ser español, sin ser esclavo ni bárbaro, sólo mientras se viva bajo el paraguas de las leyes y de la ley de leyes, de la Constitución de la Concordia que se ha dado el pueblo soberano.

No tiene derecho Bruto, aunque sea honrado, a suprimir o despreciar el sistema legal que nos hemos dado todos. Uno no puede imponer, sin ser tirano, su criterio sobre la voluntad popular que nos dio el sistema democrático con su cautela constitucional.

Hoy unos justifican el asesinato de los inocentes por problemas territoriales: el terror del IRA o de los palestinos radicales. Otros lo justifican, y es más penoso, por invenciones de una hipotética e inexistente patria vasca. Y, no olvidemos, el PSOE de González justificó y amparó también el asesinato con el GAL.

Ellos han engañado al noble Bruto, en este caso al Partido Socialista, para que, con ellos, se liquide un sistema que nos venía bien y nos daba cobertura y protección.

Me pregunto si ofendo al noble Bruto si incluyo entre ellos a Zapatero, pues más bien debo incluirlo entre el grupo de conspiradores con Casio a la cabeza.

En nuestro caso el tirano inexistente, al que venden ETA-Batasuna, Zapatero y sus secuaces no es otro que el pueblo español. Su delito ser feliz poseedor de una Constitución de la Concordia, no alimentar rencores, no estar preparado para descifrar tanta mentira en el obsesionado por un "ánsia infinita de la paz", paz que tienen solo ya las víctimas inocentes en múltiples cementerios de España.

Todavía nos falta el vengador Antonio, el que nos abra los ojos.

Y Pepino Blanco, y los socialistas vascos, sostienen que ¡necesitan de los asesinos, de los terroristas, para construir una nueva España!

Donde vayan estos, irán sus manos ensangrentadas, como refleja Indackia, en un post abrumador, empañando y embadurnando los lugares que queremos con el hedor de sus conciencias.

No queremos esos ladrillos ensangrentados y culpables, que se niegan a pedir perdón y a limpiarse. No necesitamos su argamasa ensangrentada.

Si de alguien prescindimos que aporte sus ideas es de ese grupo de conspiradores que han clavado más de mil puñales en la faz de nuestra amada España.

Es absurdo que los que han hecho el pacto antidemocrático y excluyente de Tinell, nos vengan a los españoles con la cantinela mentirosa de que ofrecen su mano y comprensión a los asesinos de ETA-Batasuna y, al tiempo, condenan al obstacismo a los verdaderos demócratas.

Con ladrillos sanos, se construyen edificios duraderos. Con torcidos criminales, solo se construye un país de bandoleros.

Pero oiremos cómo, los ciudadanos, una vez quitado el paño del engaño, gritarán a los que pactan con criminales: ¡Son unos canallas! ¡unos criminales! (...) ¡Ah traidores, canallas! (...) ¡Nos vengaremos! (todos, amotinados): ¡venganza! ¡Corred! ¡Buscad! ... (Y no termino la cita porque no quiero manchar mis manos de sangre salvo para curar las heridas).

10 comentarios:

pedro piqueras dijo...

Adjunto carta remitida:

Puede que sea demasiado tarde.


En los últimos días, mientras los medios próximos al Gobierno nos distraía de la actualidad del pacto ETA-PSOE y se centraba en sus titulares en la crónica rosa- amarilla del escándalo de corrupción en Marbella, otros, menos afines, desvelaban un dato gravísimo. Según esta información el Comité Ejecutivo de ETA mantuvo un encuentro ocurrido antes del 11 M (Febrero de 2004) en el que acordó un acercamiento al PSOE. Un mes antes de las elecciones generales y un mes antes de la masacre del 11-M, toda una premonición. Ante esta grave acusación alguno deberá aclarar de quién fue la iniciativa: del PSOE, del Estado o a nivel personal (ésta no se acepta) o de ETA.



Pienso que son muchos los interrogantes que nos abren el hecho de que los contactos entre el PSOE y ETA se remonten tan atrás en el tiempo. ¿Desde cuanto está traicionando el PSOE el pacto antiterrorista? Si ETA adoptó esta resolución un mes antes de los atentados de Atocha y por tanto, antes de conocer el resultado electoral de los comicios del 14-M ¿sabía algo de los atentados, para apostar tan claramente por una mediación con el PSOE, cuando entonces no estaba en el poder? Y por fin, si ETA y el PSOE llevan dos años y medio hablando, ¿cuales son los acuerdos secretos a los que han llegado?



Parece que Rodríguez Zapatero nos mintió entonces, está mintiendo ahora y seguirá mintiendo hasta que la justicia no lo pare, cosa harto difícil por cierto, desgraciadamente para entonces, cuando sea capaz de pararle, puede que sea demasiado tarde.



Pedro Piqueras

El Cerrajero dijo...

Si, no hay duda de que son mentirosos, ladinos, traidores y cobardes la chusma del P$o€.

Ya va siendo hora de pararles los pies a estos descerebrados.

El Espantapájaros dijo...

El suyo es un blog cargado de clasicismo, y de sabias reflexiones. Me gusta. Felicidades por él.

Un saludo

vitio dijo...

Pedro Piqueras, tiene toda la razón del mundo.

vitio dijo...

Pedro Piqueras, tiene toda la razón del mundo.

vitio dijo...

Lo siento por repetir dos veces, pensé que no me había aceptado el mensaje.
Frid: He léido el comentario que me has dejado en mi blog y la carta que le has mandado a Diario de Navarra. En el periódico que dirijo yo:
http://navarraliberal.lastinfoo.es/
tenemos una opción arriba del todo que es "publicar" y si mandas la carta, te la aceptaré y la verás publicada en el digital navarro.
Un saludo.

vitio dijo...

Perdón, te la había puesto mal:
Es ésta:
http://navarra-liberal.lastinfoo.es/

frid dijo...

Gracias Vitio: estoy a vuestra disposición. frid (y mi amigo Pedro P. también)

vitio dijo...

De nada. En caso de que quieras ser colaborador del periódico, no tienes más que decírmelo. Sino, siempre estará la casilla "publicar" para todos los lectores.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

z E T A p " EL HOCICO NEGRO"
Será mucho después de desaparecido el Imperio Romano, en el siglo XIV, cuando la fama de BRUTO sufra un terrible embate, el de DANTE, que le sitúa en lo más hondo del infierno. En la DIVINA COMEDIA, BRUTO aparece con "el hocico negro" en el noveno cículo infernal, el de los TRAIDORES, al lado de JUDAS, nada menos.
ZAPATERO TRAIDOR, JUDAS.