lunes, junio 11

Posguerrismo de diseño

Posguerrismo de diseño
 
Es el octavo encuentro no pasajero -incluyendo una cena que se supo posteriormente- que tienen Zapatero y Rajoy en La Moncloa.  Foto, sonrisas, declaraciones   y cintas  de vídeo. Todo sigue y nada pasa, pero lo de ellos es posar. Posado necesario para las ya próximas elecciones generales. Reunión que parece en diferido de como ZP pide a Rajoy "diálogo sin pugna pública", y Rajoy a ZP replica que arrimará "el hombro" si se regresa a política de derrota de ETA que daba resultados. Por pedir que no quede, que siempre vendrá Arturo con las rebajas, y más concretamente la vicetodo De la Vega que replicará la reunión vicepresididiendo al agotado y presente presidente. Lo importante es la foto, que  los españoles vean la voluntad de pacto. Después si te he visto no me acuerdo y cada uno a lo suyo. Uno a denunciar como se derrota a ETA y la campaña electoral; otro a continuar la política de arrinconamiento y culpar al PP, modelo de PRI españolizado. Alfonso Guerra escenificaba el prietas las filas con el que se mueve el la foto no sale. Sigue la práctica fotográfica del posguerrismo de diseño que hay que hacerse la foto, para seguir en el poder o para acceder a él. Guerrismo posmoderno. Tanto monta monta tanto, fotos para el recuerdo, donde el diálogo real dura lo que el flash de las cámaras.

José Carlos Navarro Muñoz.

2 comentarios:

HartosdeZPorky dijo...

Rajoy se ha equivocado. Volverá a engañarle.

rasputinsky dijo...

Es probable que Zapatero no lo sepa, pero cada vez engaña menos. Ya lo dijo Rajoy al salir de la Moncloa, of de record, con ese "nada", "nada de nada", que no se entera.