jueves, junio 14

Zapatero y la rendija que se prepara.



Tengamos acorralado al minino, está a punto, después de un enorme esfuerzo, de decir por primera vez la verdad, por rectificar su postura escurridiza. Pero resulta que ha visto una nueva gatera y ya está haciendo los gestos preparados para huir y, de nuevo, engatusar.

Ni dos días de la reunión con Rajoy cuando, el minino empieza a analizar su amada serpiente, esa vívora con 25 muertos durante el tiempo de las 25 reuniones. Y piensa que no es fea del todo, que tiene un brillante color verde que la camufla con el campo y que, en su plan de control de España, sus números le son necesarios. Que el sueño del minino y la serpiente coinciden: gobernar contra la mitad de España, desgarrarla y desmembrarla para controlar el "caos". Es, sencillamente, el modelo marxista de "gestión pública": la gestión del conflicto. Y ahí el minino Zapatero y la serpiente batasuna se necesitan.

Por eso Zapatero comienza a distinguir. Ya no es un no hablar con ETA, con toda ETA, ya hay ETA-buena y dialogante y ETA-mala y recalcitrante. Y prefiere esta primera, la que le guarda los "secretos" a un Rajoy al que ya no engaña. Estemos atentos porque el minino añora su juego con la serpiente y acaba de redimir, de perdonar y de encontrar una ETA con la que "sí sigue hablando"... y lo necesita con urgencia para enmascarar el pacto anti-natura de Navarra, y de tantos municipios donde la fuerza abertzale es necesaria. Y eso antes del próximo sábado 16, por ver si retrasa la eclosión irreflexiva de la sangre amenazada.

Ciertamente el minino Zapatero ya ha vendido la piel de toro. Lo que está haciendo es una nueva escenificación donde los fuegos de artificio de La Pantoja y el Cambio Climático no están saliendo de primer relumbrón. La ciudadanía está, como nunca, preocupada.

frid

1 comentario:

HartosdeZPorky dijo...

No entiendo la postura de Mariano. Le perjudica, le da vidilla al Traidor y ha desconcertado a sus bases.