jueves, mayo 8

Supervivencia del PP, algo necesario ¿pero así?

He preguntado a muchos y la cuestión de Rajoy es también una cuestión de cansancio.

Líderes que lo han dado todo y poco más pueden dar... en Aragón también los hay... si bien hay algunos que no empezaron siquiera a "desfondarse".

Pero no estoy de acuerdo con Jesús Salamanca en parte de su análisis. No tengo animadversión a Mariano, ni pienso que lo haya hecho mal. Pero sí... ahora, al final del proceso... lo asimila mal. Ha dejado la tabla de sumar fuera de su cartera ¿por qué?


Ganar al PSOE ofreciendo "más de lo mismo" no es la estrategia... y pienso que eso se tendrá en cuenta en el congreso valenciano al que asistirán varios de nuestros colaboradores de www.aragonliberal.es .


¿Qué maniobras quedan?


Para ilusionar a los votantes populares es preciso reorganizar la estructura representativa... "más popular", "más sujeta a la elección directa", "más listas abiertas", "circuscripciones más pequeñas que permitan el juego de pactos y la eliminación de la lista en bloque por ciudad".


Siendo la mayoría de los populares "pro vida" ¿cómo es que la voz del pp es tan ambigua y tan políticamente correcta? Pues porque no es la voz del pp, sino de los dirigentes "elegidos" en procesos piramidales controlados. Y todos ellos puestos y sustentados entre sí, con apenas la fuerza de poder decir: hablo lo que me parece porque es lo que les parece a mis electores.


¿Quién elije al final a los compromisarios?


Es claro que los afiliados de "base" no.


Crisis que, por el bien de todos, debe cerrarse al día siguiente del congreso valenciano con o sin Mariano. ¿O no?


Es cuestión de supervivencia y de dar sentido al voto de más de diez millones de ciudadanos.


frid

2 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

Tienes razón. Lo que pasa es que con Mariano en esta línea no se expresará la posición de esos 10 millones de votantes.

Un saludo

cartapacio.liberal dijo...

Amigo Miguel, cada vez más independientes nos hacen esos políticos. Estoy contigo... Mariano divaga.