lunes, enero 16

La Constitución es para estos momentos

En este momento histórico se está viviendo, curiosamente y desgraciadamente, uno de los supuestos que plantea el texto constitucional. Se presenta la Constitución como un limitante de la voluntad de poder del presidente del gobierno de los españoles. Hoy es ella la única garante contra la arbitrariedad del gobierno.

Sin embargo, contra todo sentido y ante la imposibilidad matemática de cambiar la Constitución con la facilidad de una ley, se han procurado mecanismos arteros como son las leyes contra la Constitución de todos los españoles o las decisiones personales contra las leyes que en un momento ellos votaron.

Una de las entidades más amenazadas por esta actuación es la prensa libre, porque es la voz de cada vez mayor número de descontentos ante los despropósitos diarios de nuestro ejecutivo, que parece gobernar en contra de los principios cosntitucionales y en vez de avanzar a su favor los subvierte para hacer de su voluntad y poder la imposición de una fiscalía política sobre los medios de comunicación, un desmembramiento de la unidad nacional y un pacto con asesinos que todavía no han pedido siquiera perdón a sus víctimas.

Hoy la prensa libre está amenazada, si ella decae nos quedaremos sin voz pública para defender la legítima pluralidad de los españoles; una de ellas es, y es básica, poder criticar con tranquilidad y honestidad la labor de gobierno sin ser llamados disidentes.

Hoy han simplificado la tarea prioritaria de la prensa libre: defender con toda su fuerza las libertades individuales, dejando que otro tipo de prensa siga siendo el vocero del gobierno, el agente electoral propio y de sus amigos.

Federico R. de Rivera

1 comentario:

JRR dijo...

Me parece bien, te añado algún comentario para tu consideración:



La regeneración democrática exige que los poderes que equilibran al ejecutivo sean independientes del propio ejecutivo: esto no pasa ni con el Consejo de estado ni con el Constitucional, ni con la comision de Energía, ni con el de la Competencia etc, al ser sus miembros nombrados por el poder político.



Si hay que cambiar la Constitución hay que cambiar: La ley Electoral , La ley de Partidos, eliminar las listas cerradas, pues en la situación actual tenemos una partitocracia no una democracia. Hay que llegar a una situación como la inglesa en donde a Tatcher la cambio su partido y no al oposición.



Hoy día la oposición debería esta a la ofensiva para corregir la Constitución de sus defectos actuales, y no solo a la defensiva del mal uso que el loco ZP está haciendo.



Por otra parte en la situación actual de corrupción del sistema por su manipulación y mal uso, es imprescindible lanzar el movimiento de regeneración democrática en toda España con fuerte presencia en la calle.



Los medios de comunicación si se verán obligados a recoger esas movilizaciones, de lo contrario el control del lobby Polanco anula todo el esfuerzo que se hace en el Parlamento e incluso el de los medios de comunicación críticos.

Hay que tomar el ejemplo de Ruiz Mateos: ¿como consiguió mantener su caso vivo? Creando unas situaciones que la prensa y los medios no podían ocultar. No hace falta mucho dinero para eso.



La oposición tiene todos los argumentos para vencer a ZP: Lucha por la igualdad y libertad de todos los ciudadanos en todas las regiones de España, lucha contra el fascismo nacionalista, contra el ataque a la libertad de prensa, libertad de hablar el español, defensa de los amenazados en Vascongadas, igualdad de derechos entre los españoles, lucha contra los privilegios territoriales (antiguo régimen de antes de la revolución francesa), petición de investigación de la trama policial en el 11M, Lucha por un mercado abierto en el interior de España, que no existe por las cortapisas de las administraciones autonómicas, Disminución del gasto y derroche autonómico en sus clases políticas, lucha por la mejora de la enseñanza, por la libertad real de poder trabajar en cualquier región de España.

Habrá que empezar a analizar y descalificar los excesos que esta constitución ha traído y pedir su reforma en el mismo sentido que se esta haciendo en Alemania: que es reducción del poder de los lander.

Hay que presentar como retrogrado al PSOE y presentarse como moderno y renovador: hay muchas cosas del Franquismo que el PSOE esta repitiendo.

El PP tiene que reconocer los errores de omisión de Aznar, que pensó que la situación beneficiaría al estar en el poder y no tomo medidos para cambiar las cosas cuando se podía.



Yo personalmente creo que tuvimos un golpe de estado con 200 muertos planificado pro la Esquerra y la ETA, pero esto no creo pueda nunca probarse. Pero hay que tenerlo en cuenta para entender lo que quieren hacer, y para reaccionar ante ello.

Una vez que se ponga en la ley que Cataluña es una nación, ¿como se cambiará? Inmediatamente lo tendrá el País vasco y después cualquier cambio será tachado de golpismo, lo que ZP va a hace tendrá una s consecuencias irreversibles.
Para evitarlo hay que preparar ya, una tremendas manifestaciones en Madrid, Sevilla, Coruña Zaragoza, Valencia, etc., antes de la aprobación parlamentaria del estatuto..





Javier R.deR.