miércoles, junio 21

Fuente Ovejuna y la justicia actual:

EL JUEZ A LOS REYES CATÓLICOS:
A Fuente Ovejuna fui
de la suerte que has mandado,
y con especial cuidado
y diligencia asistí.
Haciendo averiguación
del cometido delito,
una hoja no se ha escrito
que sea en comprobación;
porque, conformes a una,
con un valeroso pecho,
en pidiendo quien lo ha hecho,
responden: Fuente Ovejuna.


Es muy duro ver las escenas que salen en la televisión del juicio de los asesinos de Miguel Ángel Blanco, paseándose con chulería por el escenario, con el desprecio a las víctimas marcado en su rostro, envalentonados por el hecho de que nuestro presidente envíe emisarios para dialogar de colega a colega con los representantes de la banda criminal, y mientras anuncia que busca una solución que les exima de tamaña felonía.

Es muy duro pensar que el asesinato de un amigo y compañero, muerto por la espalda y en presencia de un hijo suyo, Manuel Jiménez Abad, va a quedar impune porque nuestro presidente sostiene que ese sacrificio es negociable.

Es muy duro ver cómo Ibarreche y su equipo de oportunistas, para salir en la foto de tan infamante negociación, declara que también estuvo él negociando con los asesinos, que son todos Fuente Ovejuna, recordando de paso su vinculación a Castilla desde tan lejanos tiempos, antes de la consolidación de la monarquía de los Reyes Católicos.


JUEZ:
Diferente es de Ibarreche el caso,
aunque de voluntarios se apunten,
rememorando recuerdos
de cuando eran Castilla deudos.
Vino a mí, con talante miserable
gritando: yo también soy Fuente Ovejuna.
cuando su causa más bien,
a la del Comendador atina.

Que amigo se dice de Otegui y secuaces
quien cual tirano avasalló y atormentó la población,
a través de la extorsión y el asesinato feroz.
Que el terror batasuno, por la espalda y a traición
cometió sus felonías linchando a Fuente Ovejuna.

Y el pueblo, oprimido, por nadie defendido
clama por si les defiende la actual monarquía,
ya que comprueba que quien gobierna
con el enemigo se alía.

Cierto y adecuado es el recuerdo de Lope
que, desde el Siglo de Oro, recuerda que la justicia
si no la defiende quien manda,
el pueblo en la calle busca.
Ellos gritaron con verdad y muy dura,
nosotros sí somos Fuente Ovejuna
e imploramos ayuda para acabar tal la felonía.

Ibarreche y Otegui, Zapatero y Carod,
Juntos con el Comendador,
Ofenden al inocente,
pactando con quien lo mató.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Necesitamos Laurencias:
LLAMADA DE LAURENCIA A LA ACCIÓN:
... Llevóme de vuestros ojos
a su casa Fernán Gómez;
la oveja al lobo dejáis,
como cobardes pastores.
¿Qué dagas no vi en mi pecho?
¡Qué desatinos enormes,
qué palabras, qué amenazas,
y qué delitos atroces
por rendir mi castidad
a sus apetitos torpes!
Mis cabellos, ¿no lo dicen?
¿No se ven aquí los golpes,
de la sangre, y las señales?
¿Vosotros sois hombres nobles?
¿Vosotros, padres y deudos?
¿Vosotros, que no se os rompen
las entrañas de dolor,
de verme en tantos dolores?
Ovejas sois, bien lo dice
De Fuente Ovejuna el nombre...

Indrackia dijo...

Ni mil Laurencias despertarán al rebaño.

Lo mas triste es que mientras Marimar Blanco hablaba de que los hijos asesinos se pudrirían en la carcel, más de uno de ellos pensaría que gracias a Rodriguez pronto estará en la calle.

Saludos.

El Cerrajero dijo...

Estoy convencido que el espíritu de Miguel Ángel nos va a echar una mano.

Memoria, Dignidad y Justicia.

frid dijo...

Indrakias y Laurencias pueden más que de las Vogues

El Serch dijo...

Hola, pues no puedo opinar mucho porque me suena muy local el asunto, aunque eso no resta importancia alguna.

De hecho, la injusticia, la impunidad, la muerte y todo eso, es nota común en varios lugares.

Saludos!