martes, junio 27

Sobre el comunicado de ETA a la sociedad española: El chantaje

Leyendo con atención el comunicado de ETA, entresacando verdad entre tanta mentira, se entiende que sólo en clave podemos intuir lo que nos quieren decir a los españoles.

Pero lo primero que queda claro es que está impregnado de voluntarismo político, en el que las frases están al servicio de la ideología y del fin que sostienen y, ni siquiera, están al servicio del significado obvio de las mismas. Es como la mentira elevada al cubo.

Dicen mentiras, porque sus agravios son fruto de su imaginación calenturienta (estado español opresor, leyes extranjeras por españolas, estrategia de opresión y represión, miles de años de historia a sus espaldas, aspiración de unos mínimos democráticos de los que carecen). Lamentablemente esa es la historia inventada pero creída a pies juntillas por una parte no pequeña de la sociedad vasca. Luego para hablar con ellos se requiere una desintoxicación de su verborrea.

Dicen mentiras porque ofrecen una paz sin compromisos por su parte y con el logro de todos sus objetivos, prescindiendo del estado de derecho y de los derechos de todos los españoles. Y lo lamentable es que los vascos no se levanten todos y les increpen diciéndoles que no les representan.

Dicen mentiras porque acusan al estado de derecho del terrorismo que ellos practican, lo que deviene a las víctimas inocentes en criminales, y a los criminales de ETA en héroes de su patria inventada.

Y, con esas premisas, no han cambiado nada, no ofrecen nada, no rectifican en nada su hoja de ruta. Luego ¿con quién y de qué hablan cuando a pactos se refieren?

Difícil convencer al inocente de su culpabilidad, salvo que en el secuestro y la extorsión justifique a su verdugo.


Difícil convencer a España de ser un estado opresor por impedir que unos vascos masacrasen a otros vascos y a otros españoles hijos de vascoso amigos de vascos.


Difícil convencer al ciudadano español sea vasco, hijo o pariente de vasco, amigo de vasco, constructor en una historia común con los vascos, que es un extranjero en su tierra. Todos tenemos derecho a lo que hemos labrado con un pasado común aunque otros se inventen otro. Y, la mentira de construir otra historia ya nos ha costado mil muertos.


Pero, por encima de la dificultad de convencer a los españoles, lo verdaderamente difícil es que esos presupuestos sean el principio del diálogo con alguien. Se entiende que es el principio del principio si ese documento dijese: de esto que aquí exponemos, de esto mismo nos retractamos: de mentir, de extorsionar, de sembrar el odio, de matar, de engañar, de habernos portado como alimañas.

Entonces sería el principio del principio. Y lo siguiente otro comunicado: me entrego, entrego las armas, y pido perdón y repararé a los que he dañado con mi actuación salvaje y delictiva.

Sí que preocupa que el presidente de España anuncie que se inicia el diálogo con esas premisas, ya que no ha cambiado nada en el modo de pensar, en los objetivos y en la justificación de la barbarie que hace la banda criminal. Y, si no mata, no es porque se arrepienta, es porque piensa que ya ha ganado su batalla particular y cree que tiene a la sociedad española de rodillas a sus pies, entregada y cautiva a sus exigencias.

9 comentarios:

frid dijo...

Libertad Digital hoy: El ex presidente del PNV dijo este martes que "nadie" del PNV ha "negociado ni rebajado cualquier tipo de extorsión de ETA", y amenazó con "impugnar" y "no acatar" la Constitución si sigue la "politización" de la Justicia y sus actuaciones contra el PNV. Según Arzalluz, las cartas de extorsión de ETA tienen "otro tono" desde el alto el fuego.
Los actores del crimen y sos mentores no pueden ir muy lejos.
¿quién desintoxicará a la sociedad vasca de tanta mentira como han sembrado estos?

vitio dijo...

Que el PNV diga ahora que piensan impugnar la Constitución no es nuevo. Es más, llevan haciéndolo desde hace mucho tiempo.

frid dijo...

Atn. José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno

Estimado Sr.:

Es al menos la tercera vez que me dirijo a usted para que no negocie con la banda terrorista ETA, y, si negocia, negocie las condiciones de su rendición, de su retirada de la vida pública. Y, en esas condiciones, les reclamo ya que entreguen las armas, dejen de extorsionar a la población, acepten, como buenos perdedores, que los que han cometido delitos tanto de sangre como de otro tipo, tienen una deuda que pagar con la justicia y una indemnización proporcionada las víctimas. Y, como valor irrenunciable, no se negocia la unidad de España, porque las provincias vascas son de todos los españoles, que sobre ellas tenemos algún derecho, pues muchos que vivimos dentro o fuera de ellas no queremos ser expoliados de lo nuestro.

Por supuesto que los delincuentes de sangre, los que mancharon de rojo las almas blancas de los inocentes, deben pagar sus condenas. Porque los que dieron la vida por España se merecen el reconocimiento más alto de nuestra nación y de la democracia en la que vivimos, democracia de la Constitución de la Concordia.


Atentamente,

Federico R. de Rivera

Contestación de Presidencia:
Por indicación del Presidente del Gobierno contesto a su escrito
sobre el anuncio de alto el fuego permanente de ETA, agradeciéndole su
preocupación y su compromiso democrático.

A continuación le transcribo la declaración institucional que el
Presidente del Gobierno realizó en el Congreso de los Diputados, el pasado
22 de marzo.

Quiero expresar a la sociedad española, como lo he hecho hace un momento en
el hemiciclo al conjunto de las fuerzas políticas, que el Gobierno va a
abordar la nueva situación con prudencia, con calma, sabiendo que después
de tantos años de sufrimiento estaremos ante un camino que será duro,
difícil y largo; un camino que tenemos que recorrer todas las fuerzas
políticas democráticas juntas; y que mi propósito y mi compromiso es lograr
esa unidad de todos los partidos para que este camino concluya con el deseo
mayoritario de todos los españoles, que es el fin de la violencia.
Quiero también expresar que en ese camino estará siempre presente, en mi
espíritu y en mi ánimo, la memoria de las víctimas y el esfuerzo de todas
las personas que han trabajado y trabajan para garantizar nuestra libertad
y nuestra seguridad.
De manera singular, quiero también hacer y trasladar un llamamiento a la
sociedad vasca, a la sociedad que más directamente ha sufrido el dolor y el
horror, para trasladarles un mensaje de confianza y de responsabilidad. Mi
confianza en la sociedad vasca como impulsora esencial para ver el fin de
la violencia es una confianza plena.
A partir de ahí, también quiero decirles que en ese proceso que tenemos por
delante iré con calma, con prudencia, cubriendo cada etapa y cada paso con
el máximo concurso de las fuerzas políticas y, por supuesto, siempre en el
ámbito de lo que son la democracia y la legalidad, que son en definitiva
quienes tienen que dar el empuje definitivo al fin de la violencia.

Atentamente. José Enrique Serrano Martínez. Director del Gabinete de
la Presidencia del Gobierno.

Confío en que se atienda la legalidad.

vitio dijo...

Mira, por lo menos, se han molestado en contestar...

frid dijo...

Vitio: lo interesante es que en la carta no se habla de paz sino "de fin de la violencia". Está muy bien pensada y da un mensaje bueno: unidad. Pero ¿es de fiar? Porque realmente el PSOE nunca ha cumplido sus pactos cuando ha tenido la fuerza.

javier dijo...

Yo no confío en nada. Creo que mienten y mentirán finamente; ¡ si ya tienen todo pactado!. Democráticamente el parlamento vasco votara un estatuto que como en Cataluña cercene los derechos del resto de los españoles sin consultarles, ¿para que quiere la ETA seguir con el crimen si consigue por la vía de los hechos que la soberanía del parlamento vascoregule la nacional? Eso es lo que ha ocurrido en Cataluña.

Con esa base dirán que todo lo que han afirmado lo han cumplido y echaran al PP la culpa de haberse querido cargar la PAZ.

La única solución es una acción del PP, desde ya, pidiendo un cambio constitucional para regular todo esto, empezando por el sistema monárquico y poner todo patas arriba y pedir esa reforma constitucional, ¿se podría conseguir con , esta vez, 8 o 9 millones de firmas?.

Si esto no se hace habrá que esperar a que el desastre económico abra los ojos de las gentes en un plazo de años, si es que antes no hemos llegado a la situación yugoeslava.

Javier

frid dijo...

Javier: ¿crees que yo me fío? ¿voy a merecer que Zp me diga a mí una verdad? ¿qué gana con ello? él sólo perfila el lenguaje sibilino de la serpiente kaa cuando dice "confía en mí". Es así pero sus palabras parecen bonitas y seductoras, esperando el momento de descargar el golpe sobre el inocente. Los del pacto de Tinell son todos unos fascistas.
Si fuese en serio renunciaría a ese pacto antidemocrático.
Frid

javier rdr dijo...

Lo de la serpiente Kaa me ha gustado, adoro Mogli

frid dijo...

Publicada en la razón:
¿Por qué nos hablan como si hubíesemos perdido?

Los próceres de los derechos humanos, Otegui y Carrillo, nos avisan: si fracasa el proceso de paz la culpa será del partido popular.
La ONG denominada batasuna, mandó un comunicado a todos los españoles con sus presupuestos para la paz de un país oprimido, ayuno de libertades, sobyugado, inocente e ilídico, que remonta su pasado como país a las manifestaciones de arte de Altamira. Su discurso lleno de amenazas al presidente de un gobierno democrático, a una nación que goza de las garantías jurídicas de un país civilizado, a una ciudadanía pacífica y sumisa a las leyes, es una muestra de que no han avanzado. No se han movido hacia nosotros para ofrecernos algo.
Hoy Carrillo se une a sus afines en la ideología marxista, Arzallus a sus hijitos terroristas, algunas artistas se entusiasman por la pose de Otegui, que les embelesa en su aire de hombre duro.
Una organización criminal, ETA, chantajea a España diciéndole que se rinda para que queden indefensos los españoles que viven o aman una parte de su territorio, las provincias vascas, unidas desde muy antiguo, sin solución de continuidad en el proyecto común de construir la España que nosotros gozamos.
¿No estábamos ganando la batalla al terror? ¿Por qué nos hablan como si subiésemos perdido?

frid