miércoles, febrero 27

Sobre el derecho y el deber de votar. Reflexiones.

 27.2.2008.

 


El voto responsable

Por: Federico Rodríguez

Hoy me han enviado un artículo sobre las elecciones locales y autonómicas que es perfectamente válido para esta coyuntura electoral. Las elecciones generales en España y autonómicas en Andalucía, nos ponen delante de un compromiso ético, el que se ejerce con el voto.

www.aragonliberal.es


Dice el articulista, que es Javier Arnal, que "Ante unas elecciones, el único fracaso es la abstención, porque no votar es votar a los que otros voten, la comodidad de transferir la responsabilidad ciudadana"... y en el caso que nos ocupa los proyectos de los líderes políticos son claramente diferentes. No diré qué hay que votar, es más fácil hablar de los riesgos que para la libertad supone algún tipo de voto, y más aún el no votar.


El no votar, además de transferir a otro la responsabilidad de lo que pueda ocurrir, implica después la pérdida de la legitimidad en la protesta social, o en la acción política. Nos quejamos pero no hemos hecho nada por impedir lo que se nos viene encima... y puede venir algo muy gordo. Los aires de socialismo real, de crecimiento mostruoso del sector público, de ingerencia de lo público en la esfera privada, social o familiar son fuertes y provienen de una clara dirección... alquien que acusa a otros de crispación mientras desentierra rencillas del siglo pasado, y prejuicios del siglo XIX.


Sigue diciendo el articulista:


Pienso en lo que dijo Arnold Toynbee: "El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan". Respeto cualquier voto en las urnas, y lo valoro en todos los casos. Aunque el voto sea en blanco, por lo que supone de rechazo hacia todos los partidos políticos: pocos, sin embargo, saben justificar, de verdad, el voto en blanco.


Y tiene razón... seríamos gobernados en alguna opción por alguien al que le interesa que "TODO" sea política, lo que se traduce a que en TODO entraría el Partido o el Estado a decidir... gráficamente alguien ha señalado que el socialismo actual, si le dejas, te indicará incluso el stock que debes guardar en tu nevera, el champú que usas e incluso el día que puedes permitirte intentar la aventura de aumentar tu familia, el color del pelo de tus hijos y la cerveza que bebas.


Ya no es tanto que nos dejemos gobernar por personas que crean en la política y les interese... sino por personas que saben el poder que da la política y lo utilicen en nuestra contra.


Y sigue con el problema hispano... "buen tiempo"... y los votantes se dispersan..



Con abulia e indiferencia no se avanza. Si la molestia de trasladarse al colegio electoral para votar, o bien dejar de votar por ir a la playa o al monte–que no necesariamente excluye votar-, son las excusas, al menos es sincero quien reconoce que puede más su comodidad que su responsabilidad.


Es claro que desde este medio no indicamos el voto a nadie, pero sí que defendemos los espacios de libertad y somos sensibles a quienes creen en ella o más bien la utilizan para atarnos con normativas esclavizantes... y la más esclavizante es la que nos impone el modo de pensar.


Estas elecciones del 9 de marzo pueden ser el principio de muchos caminos. Las direcciones que indican la libertad no pasan por la Z... otra cosa es que la Z se alíe a la juerga, al alegre canto de sirenas de artistas funcionariados, a la irresponsabilidad ante el futuro... al pan para hoy y hambre para mañana.


La realidad del esfuerzo, de la superación, del ejercicio de una libertad responsable, tiene "un punto de vencimiento"... pero luego otorga la satisfacción de haber encontrado uno mismo su propio camino.


frid

2 comentarios:

Fede dijo...

Yo creo que la abstención tendrá un alto porcentaje, a no ser que que ocurra algo fuera de lo normal. La abstención no es una opción, sino una claudicación "borreguil".

AH, tienes un meme literario en el Gorrión. Un saludo.

Paola Levy dijo...

yo creo que la abstinencia es como vos decis, es una comodidad...

creo que no tiene mucho sentido haber luchado tanto por la democracia mientras tiodos ahora se quejan a la hora de votar, se abstienen, y demas...

este año fue el primer año que vote, la verdad lo espere con ansias y me informe antes de hacerlo, es cierto que no me gustaba ningun politico para que dirigiera mi pais...pero me incline por el que creia conveniente aunq sea.

un saludo