miércoles, enero 30

Los trolls y la Historia.


Este post está dedicado a Lupus grisaceus, a Leona y al Senatus populusque (que no tiene blog y va de blog en blog picoteando)


Los que hemos leído a Tolkien entendemos qué hay detrás de la mitología del troll, un personaje duro, como de piedra, tremendamente cruel, ávido de carne, preferiblemente humana, algo torpe en sus reflejos y que a la luz del día, si no está en su guarida, se convierte en piedra.

Con dos troll se topó en su momento Bilbo y salió ileso gracias a que aguantó hasta el alba.

Una lección de la mitología:

1.- jamás te fíes de un troll,
2. el troll no aguanta la luz, no aguanta la claridad, lo suyo es el reino de las tinieblas. Por eso el troll es anonimo.
3.- el troll no es un genio en lo que se refiere a la inteligencia,
4.- el troll devora seres humanos, acaba engrullendo blogs, blogueros, páginas webs, y todo almacén de paciencia.
5.- enfrentarse con un troll directamente es como golpear las rocas con la cabeza. Y si bien los maños "dicen" clavamos los clavos a cabezazos... salvo que en el otro lado de la pared haya otro maño clavando un clavo... lo que es claro es qeu "jamás te debes enfrentar a un troll, en su terreno siempre gana.

Los amigos de Axterix hemos leído la historia de "Perfectus Detritus", un personaje que otros denominan perfecta cizaña. Podría ser el nombre de un virus informático o bien de un troll enano en cuanto al tamaño pero grande en sus efectos.

Ese personaje puede con los trolls, y también con los humanos. ¿Será un virus o una vacuna anti-troll? En mi opinión es el troll que ha progresado.

Razones:

1.- Aguanta la luz aunque malamente. Y está empeñado en apagarla.
2.- Disimula su condición y enzarza a los demás entre sí. Los devora dialécticamente.
3.- Nunca dice la verdad pero dice cosas que se le parecen. Es un troll derivado en "trollero"... pero no es el trolero tipo pescador o cazador, su mentira está orientada a la destrucción.
4.- Su veneno es más eficiente que las fuerza bruta del troll. En la Alemania nazi el troll serían las juventudes hitlerianas y el perfectus detritus sería el Fürer. En España el troll serían los muchachos de la kaleborroca y el perfectus detritus el Príncipe de la Paz Otegui. En el PSOE el perfectus detritus mejorado sería Zapatero como rey de la discordia y de la crispación y sus troll´s serían los reventadores de mítines ajenos o de manifestaciones.

Sin embargo, la leyenda afirma que tanto los trolls y los perfectus detritus tienen algo que ver con los humanos. Y, por tanto, hay esperanza en la operación de "destrollización"

El único problema, todavía irresoluble, es que para destrollizar es preciso que el troll quiera y normalmente vive muy bien a costa de los demás.

2 comentarios:

Harto dijo...

Evolucionan. Jojojojo. Últimamente veo pocos.

Lobo Gris dijo...

Salud, Frid.
Como ves, tengo blog aquí. Lo abrí exclusivamente para ayudar a Leona cuando el troll la encontró y empezó a atacarla con furiosa insistencia.
Mi pretensión era que se entretuviese conmigo y la dejase en paz a ella, de ahí mi lenguaje provocativo e insultante.
Por desgracia no funcionó y Leona no tuvo más remedio que instalar en su blog la moderación de comentarios como ya había hecho Noville anteriormente, pues los largos copypaste que pega bloquean la página.
Desde la primavera de 2006, Frid... mira tú si no es para que a veces se hunda.
Además, usurpó su personalidad creando un blog con su foto y nick, con el perfil copia del suyo, con la salvedad de que no escribía en él. Con la identidad usurpada se dedicó a insultar a otros bloggers. Pero esto no le satisfizo tampoco y logró crear un enlace en el nick que llevaba ¡al blog auténtico de Leona!.
Así es como mi amiga recibió la visita de bloggers enojados que le amenazaban por "sus" insultos.

Como ves, el/la senador de los huevos es un incordio peligroso. Echa por tierra la reputación de Leona. También la de Noville, también.
¿Para qué quiere saber mi nombre y apellidos?. Para hacer lo mismo que con ellos: los pone en todas partes, en todos los foros y blogs, acusándoles constantemente de trolls, de dar datos de otros bloggers y de amenazas fascistas.
Y hay gente que se lo cree, Frid...