martes, agosto 15

Arde Galicia ¿Los despechados del PSOE detrás.?

¿Por qué arde Galicia?
foto

Dice Libertad Digital hoy: Narbona dice ahora que no criminalizó a ningún colectivo cuando acusó a los ex retenes de provocar los incendios

Parece que no fueron las brigadas del PP, expulsadas de su puesto de trabajo por motivos políticos: no haber sido contratados por el PSOE; y discriminados por sus “presuntas ideas políticas”, violentando la defensa que hace la Constitución de que los españoles no podrán ser discriminados por sus ideas políticas o religiosas.

Y parece que, entre los pirómanos, hay algún militante o exmilitante del PSOE cabreado, ¿por no estar en la lista? ¿por qué se olvidaron de contratarle en las nuevas brigadas de carné?

Eso es Galicia, no hay meigas, tampoco habrá “nunca mais”; al menos cuando son compañeros los incendiarios. El presidente pone agua e isla por medio; Narbona rectifica y Touriño, después de tanto humo reaparece ¿para pedir perdón por no existir o por no controlar a los suyos?

frid

9 comentarios:

xus dijo...

El desastre gallego y la moderación política

En estos días me está sorprendiendo que medios de comunicación que durante
los años de gobierno del Partido Popular fueron muy críticos, aprovechando
cualquier grieta para apoyar a la oposición, un ejemplo muy claro fue con
motivo del “Prestigie”, ahora piden calma. “Los partidos deben aplazar sus
querellas mientras los incendios continúen consumiendo los montes” decía un
editorial el pasado domingo día 13.

“Solo cuando se sepa quiénes hacen prender las llamas estarán justificadas
las disputas políticas y será lógico exigir responsabilidades a los
responsables de prevenir los incendios, si es que han actuado con poco
rigor. Hacerlo ahora, como está sucediendo el PP, es un ejercicio de
oportunismo político que carece de sentido y contrasta negativamente con el
esfuerzo abnegado de bomberos, soldados y voluntarios para salvar a los
montes gallegos de la destrucción” se leía en otro.

“Siquiera por respeto a los cuatro muertos habidos hasta la fecha, es
inexcusable que prevalezca la moderación”. La verdad es que tienen razón,
pero no puedo menos que preguntarles ¿Por qué no utilizaban el mismo
criterio en casos anteriores? ¿Por que no pedían moderación ante las
acciones de “Nunca mais” o durante las manifestaciones de Febrero del 3003?
¿Dónde estaban estas pacifistas cuando eran agredidos los militantes
populares? No seré yo quien defienda las actuaciones políticas oportunistas,
pero, por favor, seamos coherentes.

Xus

dale.caña dijo...

Una sobre incendios:


El presidente estaba tranquilo, muy relajado en Mallorca, soñando a ser un aristócrata republicano, tuteándose con el rey diciendo lo feliz de su ocurrencia: mira por donde he hecho de usted el primer rey republicano. Eso vale su peso en oro; y pensó: estoy viendo que yo podría ser, quizá, califa en vez de visir y llegar a ser el primer presidente de una república vitalicia, luego un paso más en la escala e instauro mi satrapía al estilo de Mohamed, mi amigo del otro lado del estrecho. ¿Era un sueño, o una bruma de verano con el gin-tonic bien helado en la mano mientras sonreía alelado?

Una llamada, todo nervios, prisas y fuego... también fuego en el teléfono. Y soñé que la nieve ardía, pero no ardía de amor como en la jota aragonesa; ardía de desidia, de vacío presencial, de vacaciones institucionales, de mariscada tras mariscada. Los "Queremos saber" y los "Nunca Mais" estaban todos en la torradora veraniega, y esos calores, pensaban, eran los normales en el verano. ¿No está calentándose la tierra? ¿no dicen que en el mediterráneo el agua llega a los 30 grados? Pues en una Xunta tan xuntera, qué menos que multiplicar por diez esa cifra. Pero ese achicharramiento no es de chuletiña de vaca, que es de carneciña quemada. Algún pazo se le quema al conde. ¡Pero si desde la reconstrucción de la memoria histórica los reyes son republicanos, y los condes lo más proletarios! ¿No será que se nos quema el bosque a los gallegos?

Mira Narbona, qué mona, si, estás guapísima, sonríe como Zapa, que no sé qué decirte. Arde Galicia. Se ha enamorado de tu hermosa figura y su corazón ha roto de la tierra en llamas. Sí, llamas de pinos, de hayas, de álamos, de todo árbol conocido. Pero tenemos un retén. Sí, hicimos limpia de peperos y nos quedamos con el cochero que no sabemos de qué es. Ese es nuestro problema. ¿Y los nuevos? ahora les llamo pero me dicen que ¿qué es eso de un incendio? Si venían sólo a por el empleo, su currículum: el gallego y el carné, eso último está asegurado, de confianza... no faltaría más. Son auténticos gallegos, psocialistas como está mandado. ¿Oficio? ¿Era acaso necesario?

Ya han llegado Narbonica la maja y el sonriente Zapatero, ya han sonreído al guarda, al conserje, al conductor, al espejo y a una mona que llevaba un psoero muy progre como compañera, que no va a ser menos que los holandeses. Y, por si acaso, el traje es caro, han puesto tierra por medio. ¿No se dice que el echar tierra apaga el incendio?

¿Qué pasa que con sonrisas las llamas no se apagan, los incendios no se sofocan? Amor de Touriño a Narbona, amor al Medioambiente, pasión gallega. Enfriemos los ánimos y pensemos. Verás: los navarros saben de eso, el pacharán bien frío puede servir. Que vengan los peperos a apagar el incendio, que para trabajar sí que sirven... en este caso extremo, que luego los volveremos a echar al ostracismo del que nos habla todos los días Zapatero.

No pactéis con el PP, esa es nuestra consigna... pero, cuando viene el fuego, peperos venid a ver si juntos todos ardemos.

Gracias Touriño, por acordarte de que también existimos el otro 50%.

Dale.caña

vitio dijo...

Nunca Mais ha sido una plataforma hipócrita y embustera. Ahora se callan la boca después de una catástrofe mucho peor que la del "Prestige".

El Cerrajero dijo...

Alguien dijo el otro dia que Nabrona es Carmen de Mairena y acertó de lleno xD

frid dijo...

Dedicado a Cerrajero, que sacó de la caja a mi musa, la Narbonica:
Zp vende pacifismo, porque la sociedad dormida no sabe que su pacifismo es pereza. Por eso ejerce de pacífico en las Islas mientras Galicia se quema. Desde su villa de verano, al otro lado del Tiber, en una colina, tocando baladas, el Emperador Nerón vió arder Roma, echó las culpas a los cristianos. Nuestro nuevo Nerón a los peperos. Preparaos, con cruz y leones seréis recibidos en el espectáculo Touriño. Pero Zapa, Narbona está mas gordita Tiene la chicha de la poltrona. A los peperos se les ven los huesos del ostracismo, no tienen donde caerse muertos, les echamos de los sitios y los perseguimos. ¿No te importa enviar a los leones a esa rolliza señorona? aprovecharía más y duraría más el espectáculo, ya van siendo días los de la trama gallega sin oir siquiera un Nunca mais testimonial. ¡Tan bien orquestadas tienes a tus hordas?
frid

Imperator dijo...

El famoso "código del buen gobierno", no es un chiste, que aprobó el Consejo de Ministros a instancia del Ministro de AA.PP debería de incluir algún veto para que los ministros no pudiesen echar balones fuera para ocultar su ineficacia. Lo que ha hecho Narbona, Musa del sr ingeniero dueño de este lugar, es sencillamente constituvo de calumnia, ya que imputa delitos sin aportación de prueba alguna. Cuando la clase política adoptará la cultura de la dimisión? acaso es mejor apoltronarse en el cargo que admitir el error e irse con un minimo de dignidad a casa? claro que para eso hay que tener dignidad.
Saludos desde el Concilio

frid dijo...

Dice hoy Libertad Digital: Ausente mientras ardía Galicia, Touriño reaparece para ejercer de presidente cuando la situación ya está controlada.
Como podemos comprobar sus amigos no querían que se quemara.

Andalucía dijo...

Copio del blog Andalucía:
(para guardarlo en archivo y dar lugar a la reflexión):

Narbona, Rubalcaba y Nunca Máis El auténtico terrorismo incendiario Lo propagaron desde el alcalde de Santiago hasta los juntaletras del presidente sesteante. Y ahora, todos de la manita, bajan otro escalón: nosotros no lo dijimos, nunca hablamos de tramas. Quizá lo pensaron pero no lo dijeron, apunta, cachondo, El País.

http://www.lacoctelera.com/andalucia/post/2006/08/18/narbona-rubalcaba-y-nunca-mais-autentico-terrorismo#comentarios

Narbona, Rubalcaba y Nunca Máis. El auténtico terrorismo incendiario

Juan Carlos Girauta

http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_32920.html

Lo propagaron desde el alcalde de Santiago hasta los juntaletras del presidente sesteante. Y ahora, todos de la manita, bajan otro escalón: nosotros no lo dijimos, nunca hablamos de tramas. Quizá lo pensaron pero no lo dijeron, apunta, cachondo, El País.

El que ahora lo nieguen no es sino un escaloncito más que descienden. Unos centímetros más de hundimiento, que no equivale a pérdida de votos porque a veces chapotear en la cloaca resulta de lo más rentable. Véase el 13-M. Pero sabemos la verdad los suficientes: de entrada, cuantos leemos los diarios y no padecemos amnesia voluntaria.

Lo dijeron, vaya si lo dijeron. Había una trama organizada de terroristas forestales que servían a los intereses de hombres que no soportaban haber perdido el poder. Los del PP, que detestan el color y son amigos de la oscuridad y de las cenizas. Frente a su criminal vileza, se erguían humanizados y contundentes, como la obrera de un cartel del Frente Popular, como estatuas de campesinos soviéticos enarbolando la hoz y el martillo, como puños de hierro y de justicia roja, los extintores. "Los extintores son rojos", deponían.

Lo sostuvieron y mantuvieron y difundieron. ¡Y cómo! Carteles de Nunca Máis con la leyenda "PPirómanos" y el lema "Rajoy debe morir" en las manifestaciones. Por cierto, ¿dónde está la policía? ¿A cuántas detenciones se ha procedido? ¿No merecen estas amenazas de muerte al líder de la oposición al menos el mismo tratamiento que el papelito con Carod en la horca que portaba aquel anciano salmantino?

Se aferraron a ello, por supuesto. Y lo hicieron a conciencia, para eludir, como siempre, sus responsabilidades, su inoperancia, su negligencia, sus dilaciones, sus vacaciones, su sectarismo, y sus certificados de gallego normalizado. Se agarraron a un clavo ardiendo con el que ardió de paso casi el 3% de Galicia. Por su culpa. Por su grandísima culpa.

Lo escupió la lamentable Narbona, que sí creía en una "trama organizada": "Uno no puede no pensar en que hay una organización detrás", pues eran "demasiados incendios, demasiado seguidos y demasiado próximos a núcleos habitados". Lo expelió Rubalcaba, calamar gigante, con su chorro de tinta habitual. Calificó los incendios de "estratégicos" y la detención de un miembro de las brigadas de extinción como "paradigmática" y como "un ejemplo que vale por mil palabras". Su "conclusión necesaria" era: "quien prende fuego sabe lo que hace, lo hace en sitios complicados por la noche y afectando a cercanías de las ciudades, algo no habitual". Tinta de calamar.

Lo propagaron desde el alcalde de Santiago hasta los juntaletras del presidente sesteante. Y ahora, todos de la manita, bajan otro escalón: nosotros no lo dijimos, nunca hablamos de tramas. Quizá lo pensaron pero no lo dijeron, apunta, cachondo, El País. Así son. Sigue en sus trece, al menos, convocando obcecadas manifestaciones contra terceros, en su bravura silvestre, Nunca Máis. Con su terrorismo incendiario.

Del Confidencial.Digital dijo...

-- La Xunta ofreció en el 2006 a los ayuntamientos y empresas privadas un convenio para la limpieza de los montes en el que sólo abonaba 100 euros por hectárea, de ahí que las empresas dijeran que esa cantidad era tan ridícula que ni siquiera les llegaba para pagar el gasoil. Así las cosas, prácticamente la totalidad de dichas empresas rechazaron la firma de un convenio “ruinoso”.

-- El concesionario de la autopista AP-9 está obligado a realizar la limpieza de cunetas, y medianas. Este verano no lo hizo y la Xunta no le obligó ni le exigió que lo hiciese.

-- Los lugares establecidos en el monte para la captación de agua -piscinas de 3 por 3- estaban rodeados de maleza –que no quitaron este año- y por lo tanto las motobombas, en muchos casos, no podían acceder a ellos y en otros casos dichos lugares estaban sin agua.

-- Muchas motobombas no pudieron rendir eficazmente porque trabajaban sólo un turno por falta de conductores. Además, por ejemplo, dos motobombas del distrito de Betanzos no funcionaron a la hora de extinguir los incendios por no haber sido reparadas durante el invierno.

-- Se suprimieron dos helicópteros en la provincia de La Coruña.

-- La localidad de Bertamirans tuvo un fuego que llegó hasta la zona de urbanizaciones, pero dicho fuego había empezado a siete kilómetros y siete días antes.

-- Este año se despidió a la empresa contratada por la Xunta anterior y que se dedicaba a la coordinación de medios de extinción aéreos –dicha empresa es de conocido prestigio en la materia en toda España

-- No hubo política de prevención de incendios, ni campañas.

-- La Xunta destituyó a más del 70 por ciento del equipo técnico que llevaba años dirigiendo la campaña contra el fuego.

-- 49 personas fueron excluidas del proceso de selección para conductores de vehículos motobomba por no tener no acreditar tener el curso de gallego.

-- La Xunta redujo el número de personal en las brigadas en más de una tercera parte antes del verano. El 4 de agosto se publicó la relación definitiva de admitidos para trabajar en las brigadas contra incendios, dos meses más tarde que otros años. Hubo huelga a causa de ello y muchas reclamaciones. Así las cosas, en la primera quincena de agosto –ya con incendios- la Xunta todavía estaba contratando los puestos de libres en las brigadas contra incendios.

-- El BNG suprimió el convenio de más de diez años de vigencia que incorporaba al ejercito a las tareas de prevención y ayuda contra incendios.

-- Mala distribución de las brigadas. En concejos con grandes masas de árboles no había brigadas: en concejos con superficies forestales superiores al 55% no se les concedió patrulla forestal, en cambio en concejos con superficies forestales inferiores al 20% sí se les concedió patrullas si estaban gobernados por socialistas.

-- No se solicitó colaboración a las diputaciones. Un ejemplo es el de la diputación de La Coruña, que todavía cuenta con un presupuesto de cerca 30.000 euros sin gastar para la contratación de personal para servicios forestales, debido a la mala gestión de la Xunta.