domingo, agosto 27

El reparto del pastel. La elasticidad de la pobreza provocada.

Una pobreza exportada:

Todos sabemos que el cinturón se puede apretar más y más hasta situaciones insospechadas. El ser humano es capaz de sobrevivir en condiciones muy adversas. De hecho millones de personas viven en el nivel de subsistencia.

Sin embargo, en esos países pobres, hay ricos, hay un grupo que domina y prospera. Un ejemplo lo tenemos en los grandes palacios de los dictadores del Magreb, donde el monarca es realmente el dueño del país. Marruecos prospera porque prospera Mohamed, o en Libia con el reino de Gadafi.

Tengamos un país rico, la décima potencia económica del mundo. Traigamos a todos los desheredados de la tierra. Y ¿qué conseguimos? Pues, al principio lo que ya está pasando: muchos muertos en el camino; mucho trabajador ilegal con sueldos de subsistencia, mucha angustia y sensación de mala conciencia en la gente normal (en los que llegamos justos a final de mes); mucho pobre sin trabajo mirándote desde un portal; un trabajo extraordinario de Cáritas; y un silencio culpable del gobierno de España mientras dice que va a montar un gabinete de crisis sobre un problema que ellos han creado.

En este caso no es un incendio fortuito. Ha habido una consciente mala intención de los políticos socialistas: Vamos a generar problemas a los españoles para que no piensen en los nuevos problemas que les vamos a dar. Vamos a crear una oferta de mano de obra que nos permita tener a cada socialista su propio cortijo, sus diez o doce peones negros que atiendan mi chalecito. Vamos a mostrar imágenes que impacten a los españoles para que se avergüencen de no hacer nada. Vamos a hacer que en nuestras playas se cambie la sombrilla por la camilla, los juegos de niños por los llantos de los refugiados que vienen al paraíso.

Todos sabemos que no hay aquí ninguna imprevisión del gobierno de España, hay un deseo de que “los otros” repartamos con los nuevos; que los nuevos les mantengan en los votos; y que sigan siendo ellos los que, controlando el cortijo, saquen de tanta miseria provecho.

Frid

3 comentarios:

Una aportación dijo...

De Salvador García Bardón por su interés:

Responsabilidad euroafricana en Canarias


Cada día contemplamos con admiración y aprensión la solidaridad con que los Canarios acogen en sus islas a los cientos de desesperados africanos que han decidido refugiarse en Europa en la más total anarquía. Nadie, sea español, europeo o africano, puede reprochar a nuestros compatriotas Canarios que hayan faltado ni un solo momento al deber humano de solidaridad. Todo lo contrario: lo han respetado de forma tan generosa, que somos muchos quienes, al ver su ejemplar comportamiento, nos preguntamos con aprensión cómo es posible que lleguen a acoger tan dignamente a tantas personas en el reducido espacio de sus islas.

El peligro de esta actitud, de parte de quienes la contemplamos sin implicarnos en ella, es que olvidemos que tenemos la obligación de compartirla. Que seamos españoles, europeos, africanos o sencillamente seres humanos, la evidencia de que el fenómeno no es meramente conyuntural, sino que se ha convertido en una realidad estructural, debida a la evidente disparidad de nuestras fortunas, que la proximidad agiganta, nos ha puesto a todos contra el muro de nuestra responsabilidad colectiva.

La autoridades Canarias tienen toda la razón del mundo al exigir que tanto el Estado español como la Unión Europea cumplan con sus obligaciones de corresposabilidad, entre las cuales figuran ya los traslados a la península y deberían figurar cuanto antes los traslados a otros países de Europa, rechazando que se abuse del discurso sobre la solidaridad, para eludir la corresponsabilidad tanto española como euroafricana e incluso mundial en la solución del problema de los inmigrantes irregulares.

Insisto como promotor de la Amistad Europea Universitaria en que los traslados a otros países de Europa deberían figurar cuanto antes en la agenda de salvamento si queremos resolver dignamente este trágico problema, que se cobra vidas humanas de inocentes cada día.

Los universitarios europeos traicionaríamos nuestro compromiso universal con la humanidad si no recordáramos a nuestros países respectivos que los inmigrantes desesperados que llaman a las puertas de Europa son nuestros semejantes y vecinos inmediatos en gravísimo peligro de muerte.

La historia etnológica nos ha enseñado que son también nuestros semejantes por su comportamiento migratorio, que se limita a repetir el comportamiento de nuestros ancestros comunes africanos.

También traicionaríamos nuestro compromiso universal con Europa si no recordáramos a nuestros conciudadanos que la mayor parte de los seres humanos en peligro de muerte son ciudadanos de nuestras antiguas colonias, es decir, nuestros conciudadanos durante un largo periodo de la historia, cuyas mayores razones de confiar en nosotros, para que les ayudemos, son nuestra historia común, las lenguas, las culturas e incluso las convicciones de fe, esperanza y caridad que comparten con nuestros pueblos.

-oOo-

El Gobierno canario advirtió este jueves de que la inmigración es un problema de todos los españoles y europeos y por eso no pide solidaridad, sino que el Estado cumpla con responsabilidad sus funciones, entre ellas repartir de forma obligatoria los menores entre las comunidades autónomas.

EFE. Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno canario, Adán Martín, y la consejera de Asuntos Sociales, Marisa Zamora, dieron una rueda de prensa tras una reunión del gabinete de crisis sobre inmigración y exigieron que se mantenga la política de derivación de inmigrantes entre todas las comunidades, porque a su juicio está funcionando bien.

Además, Martín afirmó que a su Gobierno le entristece que algunas comunidades pongan en cuestión los acuerdos de reparto de inmigrantes, a la vez que pidió que la dispersión de competencias en la Administración Central debe corregirse con la creación de un mando coordinador en política de inmigración, sea éste un gabinete de crisis, un comisionado especial o un ministerio.

"No han entendido nada", dijo Martín respecto al cuestionamiento por algunas comunidades de la política de reparto de los inmigrantes que llegan a Canarias, porque entran en la frontera española y europea y por tanto "es un problema que afecta a todo el territorio".

Nadie cuestiona que los inmigrantes que llegan directamente a territorio peninsular y cumplen su periodo de internamiento puedan moverse libremente de una comunidad a otra, se quejó Adán Martín.

Agregó que muchos pretenden llegar a otros países de Europa, a sus antiguas potencias colonizadoras, de manera que "la libertad de movimientos lleva a cada uno a su lugar" y eso favorecerá la implicación europea.

Por eso "la derivación es un elemento fundamental y hay que mantener los acuerdos" alcanzados en el Congreso por unanimidad en 2002 sobre esta cuestión, subrayó.

Además, el reparto de inmigrantes debe incluir a los menores, dijo la consejera de Asuntos Sociales, Marisa Zamora, quien precisó que Canarias tutela actualmente a 627 menores extranjeros, y 17 más aún están en Comisaría.

La ONU obliga a los Estados a cuidar de los menores

Zamora subrayó que la convención de los derechos del niño de la ONU obliga a los Estados a cuidar de los menores, y por tanto no pide solidaridad, sino que el Gobierno obligue a que las comunidades autónomas acojan cupos de menores, porque los recursos en Canarias están desbordados y la integración así es imposible.

Adán Martín leyó un acuerdo del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas de octubre de 2003 en el que establece que la descentralización del poder "no reduce en modo alguno la responsabilidad directa del gobierno del Estado" para cumplir sus obligaciones con todos los niños sometidos a su jurisdicción, "sea cual fuera la estructura del Estado".

Rechazó por tanto las declaraciones de la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, en el sentido de que el Gobierno no tiene competencias respecto a los menores inmigrantes.

El gobierno canario pidió también que se reactive al grupo de extranjería de la Policía Nacional para tratar de localizar a los familiares de los menores y así poder repatriarlos, puesto que lleva más de dos años sin abrir ningún expediente pese a que los chicos telefonean a sus casas continuamente.

Martín subrayó que es el Gobierno el único que puede implicar en este asunto a la Unión Europea, y subrayó que la integración de menores francófonos o anglohablantes sería más fácil por cuestiones de idioma en otros países.

El presidente canario exigió al Gobierno que desarrolle una política conjunta de Estado en inmigración, ahora dispersa en los Ministerios de Interior, Exteriores, Defensa, Asuntos Sociales, Fomento e incluso Hacienda, que tiene medios marítimos a disposición de la Agencia Tributaria que no se están aportando en la lucha contra la inmigración.

Para garantizar esa política unificada debe haber un gabinete de crisis, un comisionado especial o incluso un ministerio específico, tal como prometió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la campaña electoral, afirmó.

"Todas las competencias están en el Estado, nosotros podemos ayudar y ayudaremos, pero que no se confundan, porque es el Estado el que tiene la responsabilidad de llegar a acuerdos con los países emisores y con la Unión Europea", enfatizó.
El Gobierno exige que se mantenga la política de derivación entre todas las comunidades porque a su juicio está funcionando bien

Canarias tutela actualmente a 627 menores extranjeros y 17 más aún están en Comisaría

http://www.canariasahora.com/

frid dijo...

Y estando de acuerdo con que Canarias está haciendo todo lo que puede; vamos a ver algo más que la pirmera imágen. Unos nos presentan la cara del que sufre, del que -incluso- ha fallecido en el intento de pasar el estrecho o de ir a Canarias, intentando conducir nuestra sensibilidad a "hacer algo". Pero esos unos son unos Unos; porque son los mismos que han inducido el problema llamándolos con intenciones no del todo claras. No se da "una solidaridad proporcionada". España no tiene una capacidad infinita de acogida. Y, además, los problemas han de solucionarse en la propia casa: hemos de invertir ahí para hacer esos pueblos más habitables. Y, para ello, hemos de ayudar a erradicar los gobiernos "cortijo" y la corrupción consustancial a los mismos. Nuestro gobierno sabe bastante de cortijo y de corrupción... luego podría también echarles una mano ahí. Son falaces y mentirosos; nos quieren hacer ver que somos culpables de algo que ellos han causado.

Bernardette Éscaro dijo...

Elena subraya el desequilibrio afectivo de tantos -ya- inmigrantes que han alcanzado su objetivo y permanecen como ilegales en nuestras ciudades. La mayoría son hombres y transitan en pequeños grupos intentando pasar inadvertidos. Pero hay puntos en los que se les puede ver -tristemente-paseando su soledad y quién sabe cuantas hambres, una vez saciadas las de pan.
Como yo no voy en helicóptero, acompañada por una nube de periodistas, me los he encontrado en la playa. Forman una hilera de "mirones ilegales", discreta, un poco alejada de la orilla, pero lo suficientemente próxima como para contemplar el espectáculo de tanta señora en bañador (en el mejor de los casos).
¿Se dará cuenta el gobierno de que estos seres humanos tienen sentimientos, además de manos para trabajar? ¿Se dará cuenta el gobierno de que estos hombres de culturas diferentes -en las que la homosexualidad es repudiada- pudieran muy bien no tener apetencias homosexuales?
¿Se dará cuenta el gobierno que tanto dijo que iba hacer por la seguridad de la mujer, que bien pudiera estar poniendola en peligro?
¿Acudirá el gobierno al Congreso a dar explicación de todas las consecuencias de su política en inmigración?