lunes, agosto 21

Escuela de tolerancia. Año 2025 ¿o antes?

Escuela de tolerancia.

Entra el profesor en el aula, lleva de la mano un chimpancé y un gorila jovencitos. El profesor lleva coleta y cresta, la cresta con el color republicano; un tatuaje en el brazo de un cupido, y con aspecto de desconocer el jabón.

-Mirad, coleguis, os traigo a dos nuevos alumnos en nuestra escuela de la tolerancia, la chimpancé se llama Rita, el gorilita es Gus, veréis que os molarán mucho como compañeros de pupitre. Por cierto, Rodrigo, haz el favor de guardar el espejito y la barra de labios. Mira, Margarita, te tengo dicho que las pistolas de agua están prohibidas porque incitan a la violencia. Por favor, Leninito, deja la correa de la comba para el recreo. A ver, dad la bienvenida a Rita y Gus.

- Así me gusta, Gus ¡baja ya de la lámpara y siéntate en ese pupitre como todo el mundo! mira lo aplicado que es Osama.

-Hoy vamos a colorear un dibujo del ilustre prohombre de la democracia, de Rodríguez Zapatero, héroe de la diversidad y luz de occidente.

-Rita, ¡que los dibujos no se comen! Muy bien Indalecín, además de colorear le has puesto unos pendientes majísimos, pero ¿no te dije que no se los pusieras en las orejas? Ah, que tu lo que quieres es que traiga a clase un osito. Es que todavía no está homologado.

-Bien, Gus, te has ganado un plátano para el recreo, pero deja de comerte los lápices de estalinita.

-Terminamos la clase por hoy con el himno de nuestro prohombre: Soy distinto, soy diverso, soy hijo de un simio, soy un genio... ala, al recreo coleguis que vais de guten.

Y salieron al recreo el chimpancé, el orangután y varios niños de sexo indefinido para jugar a eso del progresismo de Zapatero.

frid

4 comentarios:

El Espantapájaros dijo...

Antes de 2025 ya se han dicho y hecho muchas estupideces por el estilo, aunque las reformas educativas del PSOE prometen mucho. De cualquier forma, más que luz de occidente, Zapatero parece la luz de oriente.

Un saludo

Bernardette Éscaro dijo...

Has hecho una parodia, que por ser un calco de la realidad tan exacto, me has obligado a abandonar mi conciencia de "vacaciones" y me has devuelto al aula.
En un instituto cualquiera de la España que vivimos, cualquier profesor puede entrar en un aula y encontrarse con un grupo de 16-18 alumnos -más es imposible después de los años que llevamos con métodos anticoceptivos y aborto libre-. Pero la realidad continúa: de esos 16 es muy probable que haya 4-6 provenientes de minorías étnicas tradicionales -gitanos- y 8-10 de la inmigración. Con mucha suerte de esos alumnos provenientes de la inmigración la mitad serían de Hispanoamérica y por lo tanto hablarían español. Pero seguro que al menos 4 no hablan español y serán de Rusia, o Europa del Este, algún chino y dos del norte de África -que puede que sólo hablen árabe.
¿Dónde están los alumnos españoles?
No es ficción. Doy fe.

sobrino de atilano dijo...

Copio este texto de un blog de una amiga:
Me parece bien lo que bien está. Pero como educadora no creo que sea neutro favorecer las uniones homosexuales equiparándolas al matrimonio hombre-mujer. El niño y el joven hasta llegar a la madurez, necesitan tener modelos claros. En eso ha consistido siempre la enseñanza y continúa consistiendo. Modelos que les ayuden a alcanzar un equilibrio: de ahí que se les propongan retos en el deporte, concursos en las diferentes materias.

frid dijo...

Estoy de acuerdo con que la ley modifica la conciencia moral, en mi caso la alteración "ficticia" era tan grande que nadie protestó porque los monos iban desnudos sino porque les habían puesto más nota que a ellos. Porque la envidia, eso sí, la envidia, no se había corregido en esa escuela progresista.