miércoles, agosto 16

Los hermanísimos:

He recibido la siguiente carta:

Recoge Alicia Hermosa en su blog de qué! una noticia de Por Andalucía Libre, en la que se expone, con la brevedad de los hechos, la noticia de las relaciones familiares del clan Cháves: “Aquí tenemos a los hermanos Chaves y, en general, la familia de Manuel Chaves. Lo que hasta ahora se sabe es que tiene 4 hermanos en la Junta de Andalucía: Leonardo, director general de Tecnología e Infraestructura Deportiva; Francisco J., jefe de servicios generales de Canal Sur; Carlos María, situado como Coordinador de Seguridad en la Consejería de Justicia y Rosa María Chaves, en el Servicio Andaluz de Salud, en un centro de Salud de Huelva. Otros dos hermanos, Remigio y José Luis pertenecen a la Administración Pública y el ya famoso Antonio José Chaves, de Climo Cubierta, era el que recibía los contratos de su hermano Leonardo. Hay más, pero con esto por ahora basta”. Y aparece la foto del grupo, un grupo que tiene reminiscencias con los hermanísimos del señor Guerra, el hermano del Ministro de Justicia y tantos otros.

Y es que en la política hay clanes y cortijos. Los clanes, los políticos con “perigrí”, los benefactores del pueblo, preferentemente socialistas. Los cortijos: España y las Autonomías, los cortijillos (bien sabrosos): los ayuntamientos. En definitiva, unos son nuestros señoritos y otros somos los tontos que les permitimos ese señoritismo.

Eso sí, nos regalan con la Sexta y la Cuarta: futbol y sexo, pan y circo. Nos adoctrinan con el Nodo oficial de TV1 y nos hacen leer el Pravda correspondiente: el País para que tengamos como la impresión de pensar y ser muy críticos.

Un mundo virtual para los españolitos; unos billetes de 500 euros circulando la mar de bien, de los que yo no he visto ninguno; un cortijo camino de la satrapía. Un modelo para Chaves: el rey de Marruecos. Todo el país es suyo, pues para mí el Ándalus, y me haré moro y todo con tal de restaurar el califato.

Por eso, entiendo, a Rodríguez Zapatero le va tan bien con los moros. Añora un país de ensueño en el que gobierne como Mohamed VI.

Yo no sabía que eso era el objetivo principal de una fuerza política y es que a mí me dieron sólo la rosa, no el plantío.

Un socialista “hasta ahora” honrado.

3 comentarios:

El Espantapájaros dijo...

Desde luego, qué bien iría Andalucía, esa realidad nacional, ese flamenco oficial, si todos sus habitantes fuesen tan inteligentes y capacitados como los Cháves, que han llegado a tan altos cargos y posiciones sin ningún tipo de influencia o ayuda del poder por parte del afamado y gran hablador presidente de la Junta, su querido familiar. Han llegado a donde llegado honradamente, como sólo los socialistas de este país lo saben hacer.

Un saludo

libertad dijo...

Que bien has mejorado a
"la nueva hermandad andaluza"...Alicia

Imperator dijo...

Que poca vegúenza tiene esta gente, Ali babá y sus 40 hermanos.