jueves, mayo 4

El futuro de la Iglesia para Vattimo y el pensamiento débil.

El futuro de la Iglesia:

En El Heraldo de Aragón del 3 de mayo hay un largo e interesante artículo de Pilar de la Vega en el que, como católica, se plantea una pregunta que muchos podemos hacernos mirando las cosas de tejas para abajo: ¿tiene futuro la Iglesia?

Aprovecha el artículo para introducirnos en las ideas de Vattimo, padre del "pensamiento débil", que también se pregunta lo mismo y concluye, en un ejercicio de simplificación, con lo que es también la conclusión de su escrito: "no se puede amar más a la verdad que al prójimo".

Entiendo que en esa frase se quieren decir muchas cosas, algunas de ellas contradictorias... en el fondo se contraponen dos bienes obligándonos a elegir uno de ellos... y ahí está la reducción del problema y la solución en falso. Yo habría llegado a otras conclusiones más radicales y posibles: "se debe amar tanto la verdad como al prójimo" o bien, "se debe amar tanto al prójimo como se ama la verdad", y eso es posible.

Pero, supongo, que lo que subyace en esa afirmación es que no hay que imponer la verdad, pero sí que hay que decir y administrar la verdad sin ofender, buscando convencer, aunque a veces duela... no se puede mentir para contentar... no es una señal de amor al prójimo el mentir... sino el ir abriéndole los ojos paulatinamente a la verdad que es la que le hará libre en sus decisiones y fuerte ante la contrariedad.

También supongo que subyacen en esa afirmación otros asuntos más complicados... y es que por el amor al prójimo, por ese radical amor al prójimo, la Iglesia defiende toda vida humana, en especial la del más indefenso como es el no nacido; igualmente, por el amor radical a la vida humana y a sus manifestaciones, defiende con ultranza el matrimonio, signo máximo del amor, y defiende que no se contamine con otras uniones fruto de la apetencia; también defiende con radicalidad la justicia social, la libertad de expresión, la libertad de enseñanza, y otras cuestiones que muestran su amor radical al hombre, a todo hombre... recordemos que Juan Pablo II insistía una y otra vez en la frase dirigida al hombre individual "¡qué bueno el que existas!.

Es la imposibilidad de aceptar el "pensamiento débil" lo que hace que el planteamiento de Vattimo pierda su valor en el cristianismo, que se basa en la radicalidad del amor, en la fuerza del amor al hombre y a la verdad. Y el amor radical del cristiano es el que da como fruto a San Francisco de Asís (modelo del amor a las criaturas); Santa Teresita (modelo de alma delicada); la Madre Teresa de Calcuta (heroína en el servicio al que nadie quería), Juan Pablo II (y su defensa radical de toda vida humana), y tantos otros...

El católico radical es el santo, en contraste con el islamista radical y los radicales en el seguimiento de una idea política.

De todos modos, no debe preocuparse Pilar de la Vega sobre el futuro de la Iglesia; en su fe sabe que está asistida por el Espíritu Santo y que se mantendrá si es fiel a su mensaje; no está el éxito de su permanencia en cambiar los mandamientos como el No Matarás, No mentirás o el No robarás, para contentar a los hombres.

Federico Rodríguez de Rivera

1 comentario:

jmc dijo...

Magnífico articulo FEDE. No he leído el artículo ni conocía la frase: “no se puede amar más a la verdad que al prójimo”. Me parece acertadísima la rápida localización que haces de ella dentro del “pensamiento débil”. Estremece la creciente incapacidad que manifestamos en reconocer nuestra natural imperfección, en llamarla por su(s) nombre(s), en enfrentarse a ella, en tener “conciencia” de que “crecemos” en tanto en cuanto “nos superamos”.

Por cierto no creo que Pilar de la Vega proponga que se cambien los mandamientos, sólo que se reinterpreten a la luz de los nuevos “valores postmateriales” de la zpsociedad (la paz como fin último, la igualdad (de género), etc.).

Te reproduzco una parte de un artículo que publico hace unas semanas: “El redescubrimiento de la individualidad obliga a poner en primer término aquellos aspectos que anteriormente se encontraban en la sombra por la integración en lo colectivo (lucha de clases, partido, prioridad orgánica). De tal manera que se ha producido una revalorización de la esfera privada individual considerada como ámbito privado de libertad. Consecuentemente con este proceso se produce una repolitización de temas considerados antes como no políticos (familia, sexualidad, vida cotidiana), y que son fundamentales en la esfera privada para construir la libertad”. Para que quede del todo claro y mejorar la claridad expositiva, continua “diciendo”: “Manuel Castells considera la crisis de legitimidad de las grandes tradiciones, sistemas políticos e instituciones, unido a la disfunción creada entre la función tecnoeconómica y los significados vitales, ha propiciado un vacío de sentido que hoy se busca llenar a través de los procesos de reconstrucción de la identidad”.

¿Redescubrimiento de la individualidad? ¿Verdad? ¿Amor al prójimo?.........................................................¿Libertad?



Saludos: jmc