viernes, septiembre 1

Ardor guerrero del belicista Zapatero

Parece que lo del no a la guerra es ya asunto de "nunca mais" a la paz.


¿Que pintan los soldados españoles en el Líbano? ¿Por que el ardor guerrero del belicista presidente Zapatero le abocan a incumplir las propias leyes españolas una vez y manda soldados españoles al Líbano? ¿ES que el belicista Zapatero piensa que le da votos burlarse de las propias leyes que el mismo ha impulsado desde su Gobierno de cuota paritario? El inefable presidente Rodríguez debe cumplir las leyes españolas para dar ejemplo y burlarlas. Las misiones en el exterior del ejército español debe aprobarlas el Parlamento democrático español para ser legales. Pero el inefable presidente belicista Rodríguez ha enviado a soldados al Líbano antes de que se produzca esa aprobación en el Parlamento.

España no debe involucrarse en la guerra del Líbano, que ya bastante comprometida lo está en la guerra de Afganistán. Recordemos que en Afganistán ya han perecido bastantes soldados españoles, víctimas de los ataques terroristas de los talibanes, entre ellos los 17 del helicóptero Cougat y un legionario hispano-peruano. Recordemos que el belicista Rodríguez ha prohibido hablar a los militares para que no sepamos la verdad de sus guerras.

El Parlamento debe exigir al falso pacifista Zapatero que cumpla las leyes emanadas del mismo y oponerse a abrir más frentes de guerras en el exterior, empezando por el Partido Popular. De`paso debe pedir saber la verdad del alcance y los incidentes de esas guerras zapateriles. Los españoles, los soldados y los pacifistas nos merecemos la verdad y que se cumplan las leyes, señor Rodríguez


Marcos Gutiérrez

9 comentarios:

El Espantapájaros dijo...

Da para mucho el tema del Líbano y si se deberían o no mandar tropas allí. Por un lado, reforzará a España internacionalmente y servirá para curtir a la tropa. Pero, por otro, es una zona altamente peligrosa, conflictiva, y España ya se halla comprometida en otros puntos calientes del planeta, como en Afganistán. Además, supuestamente estamos gobernados por pacifistas de pro.

Lo censurable del comportamiento del cada vez más Fu Manchú Zapatero en este asunto es que haya pasado por alto, una vez más, no ya la misma Ley, sino sus propias y altivas declaraciones de que no mandaría ni un solo soldado al exterior sin consultarlo con el Parlamento. Al final ha mandado a más de 20, y sin Parlamento ni leches, porque le ha dado la gana. El "centro de la vida nacional" ya sólo le sirve a Zapatero para dar discursos frente a los periodistas.

Un cordial saludo

frid dijo...

Mis temores con Zp es que realmente despliegue las tropas para permitir "rearmarse" a Hezbolá. Es su tentación más próxima. Lo que te digo es sólo algo que debe pasársele a él sólo por la cabeza.

El Espantapájaros dijo...

Es posible que en la podrida mente de Fu Manchú Zapatero, corrompida del todo por el sorbe-cerebros que es un pañuelo palestino, y en un delirio napoleónico que no le queda nada mal, haya decidido aliarse con los terroristas de Líbano para derrotar a Occidente y hacernos pagar por nuestros colonialistas pecados pasados. Le aseguro que habría quienes lo justificasen y apoyasen.

Un saludo

frid dijo...

Me parece que el señor Zp es como el otro del lirio que llamó a Tarik y Muza para derrotar a su enemigo. Luego, esos cogeran a su amigo Zerolo y le aplicarán la ley del corán. Se dan con la piedra... pero antes nos han fastidiado a nosotros.
Zp odia la cultura occidental; odia el humanismo cristiano; odia el humanismo griego; añora el constructivismo soviético; y busca en el islam radical el aliado para crear la suficiente presión social para implantar su añorada dictadura.
Pero tiene difucultades en la Internacional Socialista para hacer ese lúcido plan (por ahora).

vitio dijo...

Estoy a favor de las tropas en Irak, Afganistán y por supuesto Líbano. Lo que pasa es que los que salieron en su día con la pancarta, ahora resulta que están de vacaciones.
Un saludo.

frid dijo...

Esas tropas no están bien ahí, aunque son necesarias. El problema es el de los regimenes que se mantienen o quitan. ¿Un país es incapaz de administrar su independencia sin ser un riesgo para su enemigo? Eso exige una acción internacional, por supuesto. ¿Pero se analiza de verdad la raiz?
El caso del Líbano es distinto. En Afganistán e Irak se elimina un sistema de gobierno peligroso para la paz internacional. Se interviene antes de que el "Islamismo fundamentalista" haga de las suyas.
En el Líbano ¿servirá para quitar a ese país la influencia de Siria y de la Hezbolá, y de la presión de los radicales de Hamás, etcétera?
¿Y el rearme nuclear de Iran? Ahí Occidente mira a otra parte.

Sancho Michell de Dieto dijo...

Rodríguez se apunta a un bombardeo

Ahí le tienen: Zapatero el del “no a la guerra”. Esas ganas locas de recibir el Premio Nóbel de la Paz a toda costa está teniendo como consecuencia un despliegue a lo bestia de las tropas españolas por medio mundo, en cada conflicto que se inicie, y por mucho riesgo que entrañe. Esa cifra de 3.000 soldados que Rodríguez se había puesto de tope está ya a punto de rebasarse.

El ansia pacificador, el mismo del que está haciendo buena gala en el proceso de rendición ante la ETA, ha supuesto que, en el ecuador de la presente legislatura, España haya incrementado notablemente su presencia en Afganistán, se haya apuntado a la misión de la UE en el Congo y esté a la cabeza del la misión de la ONU en el Líbano, buscando de esta manera su proyección como líder de esa payasada por él inventada de la “Alianza de civilizaciones”.

Esta misión carece de un claro objetivo más allá de la mera interposición entre dos bandos contendientes, como apunta Ignacio Cosidó; una interposición que entraña un gran riesgo y que no ofrece una perspectiva de paz duradera si no va acompañada de una acción eficaz para acabar con la raíz del problema: la capacidad de una organización terrorista como Hezbolá para atacar a la población civil de Israel desde suelo libanés.

Esta misión está claramente abocada, por ello, al fracaso. Por una parte, si no se logra impedir el rearme de Hezbolá y sus continuos ataques a Israel, éste responderá de forma contundente; en el caso contrario, las posibilidades de ataques terroristas se incrementarían de manera notable contra nuestras tropas.

Está claro que ese incremento de soldados en Afganistán tiene su razón de ser en la espantada de Irak, en la que fue una de las primeras medidas del Presidente del Gobierno tras su toma de posesión, dando de esta forma la espalda a EEUU, a quien ahora parece querer compensar de algún modo.



Parece mentira, y es que quienes estábamos hartos de escuchar a Zapatero que toda utilización de la fuerza es contraproducente para la causa de la paz, ahora comprobamos que autoriza una operación tras otra, en las cuales nuestros soldados asumen riesgos importantes, pudiendo verse obligados a utilizar la fuerza para cumplir el objetivo de su misión.

Sancho Michell de Diego

El Cerrajero dijo...

Nadie sabe que co*o van a hacer las tropas españolas en el Líbano.

Desgobernados por traidores como estamos, encima esto:

Misión española en el Líbano: los mandos denuncian que España se desplegará en la peor zona; Italia y Francia se reservan terreno más seguro

frid dijo...

Gracias, Cerrajero. Les he comentado a los del Confidencial: El problema para "perder" una guerra es la precipitación. "Tengo que estar ahí porque me lo piden mis amigos del pañuelo a cuadros; mi aliado Mohamed VI; mi alianza con el islam". Zapatero no es imparcial pero no se atreve a decirlo. ¿Quienes sufren? los españoles que somos los paganos de esa última precipitación. Dios no quiera que haya víctimas y que nos las vistan de "accidente". Ahí vamos como lo que corresponde a la "des-política exterior del Presidente": como los últimos de la fila. Y al novato: lo peor. Además otras organizaciones nos piden más civiles: reparación de carreteras, de edificios, restitución de los servicios básicos, etcétera. Ahi se podría haber lucido, y de paso crear trabajo.