miércoles, septiembre 13

UGT, un sindicato de lo menos independiente.

Con UGT a veces tiene uno la sensación de encontrarse con los nuevos sindicatos verticales.

Al margen de las opiniones personales, cuando un sindicato se presenta como parte interesada en defender un modelo educativo, muestra que es un sindicato ideologizado. Y, con bastante frecuencia, eso muestra cual es su principal objetivo: la ideología, más que la defensa de sus trabajadores. Quizá por esa razón sea UGT el sindicato de izquierdas más desprestigiado. Se ve con frecuencia como la longa manus del Partido Socialista. En el fondo, en el modelo de Estado vertical que el socialismo implica es su rama sindical, presta a convertirse en el sindicato del movimiento.

Por eso, si el socialismo hace dogma en materia educativa, no tiene nada de extraño que sea un sindicato y no un partido el que denuncie los conciertos de enseñanza de unos colegios privados de Asturias.

No vale que la Audiencia Nacional diera la razón a los colegios sobre el hecho de que la enseñanza diferenciada no era discriminatoria por razón de sexo; tuvieron que ir al Tribunal Supremo para encontrarse ratificada la sentencia. Esa tenacidad es una clara señal de que hay una perfecta y “vertical” transmisión de consignas dentro del sindicato y del partido. No en vano en las Comunidades Autónomas socialistas se legisla violentando la libertad de elección de los padres dando preferencia en las subvenciones escolares (con el dinero público, que es de todos) a los colegios mixtos, excluyendo una posible elección de los padres. Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Cataluña son la muestra.

El Tribunal Supremo, igual que la Audiencia Nacional, basan su sentencia en algo que bien conocían los pleitenantes: “La Convención Internacional para la lucha contra la discriminación en el ámbito educativo dice expresamente que la enseñanza separada no discrimina por razón de sexo, y que la enseñanza mixta es un medio, no el único, de promover la eliminación de la desigualdad por razón de sexo”.

Tampoco les valdrá saber que “socialistas franceses” reconocen que la enseñanza diferenciada puede ser más formativa para los chavales de determinadas edades; que el índice de éxito escolar sea mayor en ese tipo de enseñanza; y que los chicos así educados nunca han encontrado problemas, a su debido tiempo, para encontrar y elegir a su pareja.

Curiosamente, cuando nos topamos con los socialistas, encontramos una curiosa resistencia a que los padres elijan. Otro ejemplo se encontraría con la imposición de ese bodrio de asignatura, la FEN-Socialista.

Para más información ver ACEPRENSA

Frid.

3 comentarios:

vicenbarbarroja dijo...

Está claro que este sindicato al igual que otros presumen de libertarios pero amordazan con sus tenazas. Es la ambición y el poder los que corroen las entrañas de los desalmados como ZP y familia.
El único idioma que utilizan es la imposición sutil y sibilina acompañada de una sonrisa fácil. Hoy escuchaba en la radio que España está a la cola en educación dentro del marco europeo. Sin embargo el curso ha comenzado sin problemas, con éxito como suelen decir ellos, los que manipulan, los que distorsionan, los que vilmente apedrean si fuera preciso a propios y paganos.
El adoctrinamiento y el hollamiento son su moneda de cambio, la que les hace triunfar en la arena socialista. Nada de diversidad, pluralismo, entendimiento y paz. Lo mío, lo mío y lo mío. Ser diferente es ser enemigo y en su mentalidad ese concepto es sinónimo de muerte. Por ello quieren quebrar el sistema educativo, la religión, los valores humanos, en definitiva segar la dignidad de las personas para hacer y deshacer a su antojo.
La prueba más evidente de que no tienen razón es que sin tregua ni descanso continuamnete traman cómo truncarnos, a nosotros, a los otros, a los que decimos NO EN MI NOMBRE, alos que pensamos, a los que tenemos espíritu crítico y además constructivo. En fin nos tienen miedo por que buscamos la verdad, la defendemos, la contagiamos. Nuestro ánimo es inquebrantable. Con paciencia, unidos y con diligencia triunfaremos, de hecho el ser molestos ya es la victoria de muchas batallas.

Vicente Franco.

frid dijo...

Gracias Vicente. Yo, normalmente no tengo nada contra los sindicatos, pero me gustaría que fuesen "más independientes"; defendiesen de verdad a los trabajadores" y, los representantes, no vivan sólo del sindicato. No me fío de los "liberados" a tiempo completo; ni de los cursos progamados por ellos.

avanti dijo...

Del asunto que has abierto, frid, contaré algo cuenda pueda.
Ahora, disculpa el off topic.
Qué te parece esto:
http://generacion-x.blogspot.com/2006/09/moratinos-culpa-hizbul.html